Un espacio destinado a fomentar la investigación, la valoración, el conocimiento y la difusión de la cultura e historia de la milenaria Nación Guaraní y de los Pueblos Originarios.

Nuestras culturas originarias guardan una gran sabiduría. Ellos saben del vivir en armonía con la naturaleza y han aprendido a conocer sus secretos y utilizarlos en beneficio de todos. Algunos los ven como si fueran pasado sin comprender que sin ellos es imposible el futuro.

lunes, 11 de abril de 2016

Tehuelches pidieron al Museo de La Plata que les restituyan los restos del hijo de un cacique


Sam Slick, el hijo del cacique Casimiro Biguá, temía que Francisco Pascasio Moreno, para quien había trabajado como guía por el sur argentino, se quedara con su cabeza, algo que finalmente ocurrió ya que el perito desenterró sus restos cerca de Trelew y los llevó al Museo de La Plata. Moreno conocía el miedo de Sam Slick y con total frialdad reconocía, en sus libros de viajes, que su destino "era ese".

La comunidad tehuelche de Gaiman pidió al Museo de La Plata que les sean restituidos los restos de Sam Slick, hijo del cacique Casimiro Biguá, cuyo cuerpo fue desenterrado a fines del siglo XIX y llevado al museo con fines "científicos".

El cuerpo completo de "Sam Slick", está en el Museo platense registrado en su catálogo como "Esqueleto N° 1.837. 'Sam Slick'. Indio Tehuelche (masculino). Asesinado en la colonia de Rawson, Chubut. Desenterrado por el doctor F. P. Moreno 1876-1877".

Rubén Romero Saihueque, inán longko (cacique) de la comunidad Mapuche Tehuelche "Ceferino Namuncurá- Valentín Sayhueque" llegó al Museo de La Plata, donde fue recibido por la directora Silvia Ametrano, a quien pidió formalmente la restitución de "Sam Slick".

Saihueque estuvo acompañado en el encuentro por el antropólogo Fernando Pepe, presidente del Colectivo GUIAS, entidad que trabaja junto a las comunidades en la reparación histórica, cultural y social que implica la restitución de restos óseos existentes en museos.

"El caso de Sam Slick es paradigmático ya que fue amigo del perito Moreno, guía en muchos de sus viajes a la Patagonia y por rehusarse a seguir acompañándolo, los nuevos guías que contrata Moreno lo asesinan 'alevosamente', esto lo cuenta el mismo Moreno, y luego él se lleva el esqueleto y lo expone en el Museo de La Plata. Que hoy la institución se proponga restituirlo es un avance muy importante en pos de una nueva antropología, sostuvo Pepe a la agencia de noticias Télam.

Espacio del Museo de La Plata donde se encuentra la cabeza de Sam Slick
El longko Saihueque aseguró: "queremos que Sam Slick vuelva a su tierra y descanse en paz para fortalecer la espiritualidad originaria que nuestro nehuen vuelva a estar fuerte, y para reivindicarlos desde su cultura".

Destacó: "la mejor manera de fortalecer a una sociedad es trabajar en su identidad, en las raíces, que somos los pueblos originarios, después de eso podemos avanzar en la economía pero no olvidemos la identidad".

Mientras, la directora del Museo, Silvia Ametrano, confirmó que la comunidad "acaba de presentar el reclamo de los restos de Sam Slick, desenterrado en la zona de Trelew, y será un proceso de restitución más sencillo porque es un solo individuo (el reclamado) cuya identidad la tenemos clara en esta institución".

Adelantó que no habrá obstáculos para la restitución de Sam Slick y destacó que "en este encuentro empezamos un diálogo directo con los reclamantes".

Reconoció que hay 12 mil restos óseos en el Museo y explicó: "hay un grupo trabajando alrededor de estos restos para aportar en documentación histórica que contextualice su procedencia, a veces es muy difícil, la idea es, si podemos, construir una pequeña biografía de los restos.

Fuente:  El Patagónico del 11 de Abril de 2.016

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada