Un espacio destinado a fomentar la investigación, la valoración, el conocimiento y la difusión de la cultura e historia de la milenaria Nación Guaraní y de los Pueblos Originarios.

Nuestras culturas originarias guardan una gran sabiduría. Ellos saben del vivir en armonía con la naturaleza y han aprendido a conocer sus secretos y utilizarlos en beneficio de todos. Algunos los ven como si fueran pasado sin comprender que sin ellos es imposible el futuro.

sábado, 22 de noviembre de 2014

Hu’ũti, tradicional alimento Mbya Guaraní


Ingredientes
1 parte de maní
1 parte de maíz

Utensilios
Olla
Mortero (Angua)
Pisador

Forma de cocción
Tostado

Kuñakarai a'e Angua Mbororépy - Mujer sabia y mortero en el Mbororé

Procedimiento
Descascarar el maní, colocar en una olla y tostar. Por otro lado desgranar el maíz y tostar. Originalmente el tostado se realizaba en ollas de barro.
Llevar ambos ingredientes tostados al mortero y pisar hasta obtener una harina gruesa.
Posteriormente, servir.
Esta comida se suele consumir como complemento al mate cocido o mate, en general se consume como desayuno.
El maní y el maíz aportan un alto grado de proteínas a la dieta.

Fuente: Araucaria XII – Tembiu Yma




viernes, 21 de noviembre de 2014

DES-APRENDER - CHAMALÚ




Amor


Si quieres la luna, no te escondas de la noche.
Si quieres una rosa, no huyas de las espinas.
Si quieres amor, no te escondas de ti mismo.

Rumi
Niño Guaraní y tucán. Foto: Save the Amazonas

Tribus en peligro de extinción


La Globalización y la consiguiente homogeneizacion que trae consigo ya ha propiciado la desaparición de muchas tribus. No obstante, otro sinfín de amenazas también se cierne sobre la diversidad étnica del planeta.

Los San 
Los San, más conocidos como bosquimanos, son un grupo de tribus que figuran entre las más ancestrales de la historia humana y que habitan varios países africanos: Botsuana, Namibia, Angola, Sudáfrica, Zambia y Zimbabue. De estas tribus proceden todos los humanos. Los antropólogos los clasifican en un grupo racial distinto debido a sus rasgos únicos. Miden menos de metro y medio, el color de su piel es mucho más claro que el de otros africanos, y tienen labios mucho menos gruesos.
La población de esta tribu única es actualmente de alrededor de 100.000 personas. Muchos de ellos fueron exterminados durante la colonización europea, cuando también tuvieron que abandonar sus territorios ancestrales. Lo mismo sigue pasando hasta ahora en Botsuana, donde desde los años 90 el Gobierno los trasladaba a la fuerza porque las mineras requerían sus tierras, ricas en diamantes.



Los Awá 
Los awá, también conocidos como guajá, son una tribu de Brasil a punto de desaparecer que cuenta con tan solo 350 miembros, y que se han adaptado a llevar una vida nómada. A lo largo de la historia padecieron continuos ataques de los colonizadores, hasta que se escondieron en los bosques de la Amazonia. Ahora se ven amenazados por la deforestación y grupos ilegales de taladores. Todo ello ha hecho que la ONG Survival International los considere "el pueblo más amenazado del planeta".



Los Cucapá  
Los Cucapá son un pueblo indígena que vive en los estados de Baja California y Sonora (México), y también en Arizona (EE.UU.), en las cercanías del río Colorado. Solamente quedan 1300 individuos, de los que solo 10 hablan su idioma nativo. De todos ellos, mil personas viven en la Reserva India Cucapá en Arizona y 340 en México. En su propio idioma se llaman "el pueblo del río", algo que evidencia su dependencia del las aguas del Colorado. Por desgracia, el declive del nivel del río y las restricciones para la pesca en los lagos impuestas por el Gobierno mexicano han puesto en peligro a este pueblo. 




Los Mursi  
Los Mursi o Man, son uno de los pueblos amenazados más conocidos, debido a su costumbre de colocar anillos o platos en los labios de sus mujeres, estirándolos de forma increíble. Hoy quedan alrededor de 7.500 de ellos en una región muy aislada en Etiopía. Se ven amenazados ante todo por el problema más común y acuciante de África –la falta de agua y las sequías–, aunque la población también se ha visto reducida por sus guerras con otros pueblos. Ahora en la región está siendo construida la presa Gibe III que modificará mucho la situación con el agua en la región, aunque existen opiniones contradictorias sobre su impacto negativo o positivo.


Los Samburu  
El pueblo Samburu, que vive en Kenia, siempre ha llamado la atención de los medios occidentales por sus vistosas e insólitas costumbres, vestimentas y creencias. No obstante, sus tradiciones también son un ejemplo de malentendido por parte de la cultura popular occidental. Por ejemplo, que los samburu padecen hambre porque han criado más ganado que la que tierra puede soportar. En general, los samburu padecen los mismos riesgos derivados de la globalización que otros pueblos indígenas. 



Texto completo en: http://actualidad.rt.com/actualidad/view/146380-pueblos-insolitos-pueden-desaparecer

Fuente: RT Actualidad
La Vida es un Eco…

La vida es un eco.
Lo que envías, regresa.
Lo que das, obtienes.
Lo que ves en los demás
existe en ti.
Recuerda, la vida es un eco,
siempre regresa a ti.

Khalil Gibran




Fuente:Simplemente Amor

jueves, 20 de noviembre de 2014

20 de Noviembre “Día Internacional de los Derechos del Niño”


Hoy 20 de noviembre es un día para tener presente en todo momento: es el “Día Internacional de los Derechos del Niño”.

Cada 20 de noviembre desde hace 25 años se celebra el Día del Niño, una jornada que recuerda los avances alcanzados y denuncia la situación de los pequeños más desfavorecidos, registró AIM.

Como cada 20 de noviembre desde hace 25 años, este jueves se celebra el Día Universal del Niño, una jornada que recuerda los avances logrados en lo que respecta a los derechos de los más pequeños y que, al mismo tiempo, llama la atención sobre la situación actual de los más desfavorecidos. Porque, ¿qué clase de derechos tienen los niños? ¿Tienen todos los menores los mismos? ¿Cómo cambia la vida de un niño el reconocimiento de sus derechos?


La Convención sobre los Derechos del Niño fue aprobada por la Asamblea General de Naciones Unidas el 20 de noviembre de 1989 y entró en vigor un año más tarde, el 2 de septiembre de 1990. El tratado, que recoge de forma oficial los derechos de la infancia, está compuesto por 54 artículos que, además, repasan las obligaciones de padres, profesores, profesionales de la salud e incluso de los propios niños y niñas. El texto fue ratificado por 194 países que deben rendir cuentas ante un comité sobre los derechos de los niños.

En este Día del Niño recordemos los derechos más importantes de los menores -todo ser humano desde su nacimiento hasta los 18 años de edad-:
-Todo niño tiene derecho a la vida. El Estado está obligado a garantizar su supervivencia y su desarrollo.
-Todo niño tiene derecho a un nombre desde su nacimiento y a una nacionalidad.
-Es un derecho del niño vivir con su padre y con su madre, excepto en los casos que la separación sea necesaria para el interés superior del propio niño. Es derecho del niño mantener contacto directo con ambos, si está separado de uno de ellos o de los dos.
-El niño tiene derecho a expresar su opinión y a que ésta se tenga en cuenta en todos los asuntos que le afectan.
-Todo niño tiene derecho a buscar, recibir y difundir informaciones e ideas de todo tipo.
-El niño tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión.
-Los niños mental o físicamente impedidos tienen derecho a recibir cuidados, educación y adiestramiento especiales.
-Los niños tienen derecho a disfrutar del más alto nivel posible de salud y a beneficiarse de la Seguridad Social.
-Todo niño tiene derecho a la educación.
-El niño tiene derecho al esparcimiento, al juego y a participar en las actividades artísticas y culturales.
-Es derecho del niño ser protegido del uso de estupefacientes y sustancias psicotrópicas.
-Todo niño será protegido de cualquier tipo de explotación.


El objetivo del Día Universal del Niño es recordar al mundo todos estos derechos y el resto de ellos que integran el tratado de la ONU, teniendo presente en todo momento que los menores son el colectivo más vulnerable, los que más sufren las crisis y los problemas de la sociedad.

Lo que queda por andar
Desde la entrada en vigor de este tratado muchos han sido los países que han ido actualizando y aprobando leyes acordes con lo recogido en sus 54 artículos mejorado notablemente la vida de millones de niños. No obstante, los niños siguen siendo un colectivo vulnerable, especialmente en situaciones de conflicto o emergencias naturales, pero también como consecuencia de la desigualdad económica, de las tradiciones culturales y sociales y de la escasez de educación. 

En este Día del Niño recordamos las tareas pendientes:
En la actualidad, los niños tienen el doble de posibilidades de cumplir los cinco años que los que nacían hace 25 años. Así, se ha pasado de 12,7 millones de muertes de niños menores de cinco años en 1990 a 6,3 en la actualidad, según Unicef. Cada minuto, diez bebés mueren o nacen muertos en todo el mundo, lo que supone una cifra total de 5,5 millones de muertes al año, también según Unicef, que subraya que la mayoría de estos fallecimientos se podrían evitar ya que responden a partos prematuros y complicados o a infecciones de los recién nacidos. En el 2012, uno de cada tres bebés, (alrededor de 44 millones) llegaron al mundo sin la atención médica adecuada.

Cada año, alrededor de un millón de bebés mueren en su primer día de vida por no tener la atención sanitaria adecuada, según Save The Children, pese a que durante la última década se ha reducido casi a la mitad la mortalidad infantil mundial, pasando de 12 a 6,6 millones al año. Unos 1.400 niños menores de cinco años mueren diariamente de enfermedades diarreicas relacionadas con la falta de agua potable, saneamiento adecuado e higiene, según Unicef. En el mundo, según esta organización y según la OMS, en el 2013 había 768 millones de personas sin acceso a agua potable.

Dado que la Convención estipula la educación primaria gratuita, se ha conseguido aumentar considerablemente el número de niños que van a la escuela. Así, se ha pasado del 53 por ciento en 1953 al 81 por ciento en la actualidad. Al menos 58 millones de niños de entre 6 y 11 años no van a la escuela, una cifra que se mantiene prácticamente sin cambios desde el 2007, según Unesco. Alrededor del 43 % de los que no estudian -15 millones de niñas y 10 millones de niños- muy probablemente no pondrán un pie en una escuela en su vida. Del total de niños que no van a la escuela, más de 30 millones proceden del África Subsahariana.

Además, un niño muere cada cinco minutos en el mundo a causa de la violencia, teniendo lugar cerca del 75 por ciento de esas muertes fuera de las zonas de conflicto. Unicef ha advertido de que 345 menores de 20 años de edad podrían morir cada día a causa de episodios de violencia durante el año que viene a menos que los gobiernos hagan algo para impedir la tendencia. Un total de 19 países sigue recurriendo a niños soldado, según los datos de Naciones Unidas. Precisamente, existe un Protocolo Facultativo de la Convención sobre la participación de menores en conflictos armados que prohíbe la participación directa a cualquier menor de 18 años y obliga a los estados a poner en marcha medidas para impedir el reclutamiento y proporcionar servicios de recuperación a los niños reclutados. Más de 20 países aún no lo han firmado y otros 20 no lo han ratificado.


Alrededor de 120 millones de niñas menores de 20 años, es decir, alrededor de una de cada diez, han experimentado relaciones sexuales forzadas y una de cada tres adolescentes que se casaron entre los 15 y los 19 años, unos 84 millones, han sido víctimas de violencia emocional, física o sexual por sus maridos o parejas, según Unicef. Más de 15 millones de niñas en todo el mundo, especialmente en África Subsahariana, se convierten cada año en esposas de hombres mayores que ellas pese a no ser mayores de edad y muchas de ellas dan a luz a edades muy tempranas, según los datos del Fondo de la ONU para la Población (Unfpa). De los 41 países a nivel mundial en los que la tasa de prevalencia de los matrimonios infantiles es del 30 por ciento o más, 30 se encuentran en África.

Cada diez minutos muere una adolescente en el mundo como consecuencia de algún tipo de violencia. Unos 70 millones de niñas de entre 15 y 19 años han declarado sufrir algún tipo de violencia física. La crisis económica ha dejado a 2,6 millones de niños por debajo del umbral de la pobreza en los países desarrollados desde el 2008, por lo que el número total de menores que viven en pobreza en el mundo desarrollado se eleva ya a unos 76,5 millones, de acuerdo con la ONU.
Al menos 168 millones de niños y niñas de todo el mundo trabajan, de los que 85 millones lo hacen en las peores formas de trabajo infantil, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Esta cifra se ha reducido un tercio desde el 2000, cuando había 246 millones. Unicef estima que hay más de un millón de niños en todo el mundo privados de libertad por las fuerzas del orden. En algunos casos están detenidos por haber cometido un delito, pero también porque acompañan a un familiar detenido o que solicita asilo en otro país; por mendigar o no ir a la escuela; o por motivos como la raza, la religión, la etnia o la nacionalidad.

Hasta 175 millones de niños podrían verse afectados cada año por desastres naturales en todo el mundo en esta década y de hecho en la actualidad ya representan más de la mitad de las víctima de estos sucesos. Según Unicef, el número de desastres naturales se ha triplicado desde la década de los 70 con motivo del cambio climático.

Desde el pasado mes de abril, los niños pueden presentar sus propias denuncias ante el Comité sobre los Derechos del Niño de las Naciones Unidas gracias a la entrada en vigor del Tercer Protocolo Facultativo de la Convención. Dicho protocolo protege expresamente el derecho de los niños a buscar reparación a las violaciones de sus derechos. Para ello, les garantiza los cauces para presentar denuncias, ya sea a título individual o de forma colectiva, por vulneraciones de sus derechos. En respuesta, el Comité de los Derechos del Niño podrá tomar medidas para proteger a los menores que presenten denuncias.


Fuente: AIM, reflejamos la multiplicidad de discursos.

CORAZÓN...

Ñande mbo'ehara tenondegua ha'e ñande py'aguasu. (Guaraní)

Nuestro primer profesor es nuestro propio corazón.(Castellano)

Nosso primeiro professor é o nosso propio coração.(Portugués)
 
 

Cheyenne.

Fuente: Sabedoria Indígena. Traducción al guaraní: Roberto Benigno Benitez

Wauras


Indios Waura pescando en el lago Puilanga cerca de su villa en las Alturas de la región de Xingu del estado de Mato Grosso, Brasil (2005).



Créditos: Sebastião Salgado

Pueblos Indígenas en Paraguay

El Censo de población del Paraguay registra una diversidad cultural de 19 Pueblos Indígenas pertenecientes a cinco familias lingüisticas, que conforman un total de 112.848 personas. La riqueza de esta diversidad cultural debe ser reconocida y respetada para la construcción de una sociedad sin discriminaciones.

Fuente: Naciones Unidas Derechos Humanos Paraguay



La historia detrás de la foto de la mujer que se "roba" el Illimani


Wilfredo Limachi Mamani de 27 años de edad, aficionado y no experto en fotografía, es el autor de esta imagen que ha traspasado las fronteras del país.

Ref. Fotografia: La mujer del aguayo que se roba el Illimani. Foto: Wilfredo Limachi Mamani "Satori Gigie"
La fotografía se publicó por primera vez en el perfil de Facebook de Satori Gigie un lunes 27 de octubre al promediar las 14.50 horas. Tras la publicación, esta imagen de una señora cargando un aguayo y llevándose en una carretilla al majestuoso Illimani -el icono de la ciudad de La Paz- se volvió viral en las redes sociales y el Internet, haciendo que muchos que lo compartieron no respetaran los créditos ni mencionen al autor.
Wilfredo Limachi Mamani de 27 años de edad, aficionado y no experto en fotografía, es el autor de esta imagen que ha traspasado las fronteras del país. En Facebook es conocido como Satori Gigie, "Satori" por el término japonés que designa la iluminación en el budismo zen y Gigie porque su sobrina no podía pronunciar el nombre de Willi y terminaba diciéndole "Gigie".
El joven paceño es egresado de la carrera de Comunicación Social de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) y es un conocido vecino de la zona de Pasankeri -intermedia entre las ciudades de La Paz y El Alto- donde sus variadas fotografías y algunas frases publicadas en Internet son referentes de ese punto geográfico. Sus publicaciones denotan el detalle y mensajes que quiere compartirlo no sólo con la comunidad internauta, sino con todo aquel que quiera conocerlo.
Cuenta que fue una tarde de arduo y duro trabajo, terminando de lavar ropa y haciendo la limpieza en su domicilio, cuando su madre Valentina Mamani de 65 años de edad, oriunda de Guaqui, "ya cansadita" se disponía a votar los restos de hojas y arbustos caídos en todo el patio de su casa. Con frecuencia lo votan al barranco que está a pocos pasos su domicilio, de inmediato Satori colgó su cámara al hombro y fue detrás de ella. Recuerda que intentó varias tomas, buscó el ángulo exacto y fue la culpa de un conocido amigo canino de una de las esquinas que pretendía morderlo que lo obligó a retroceder unos pasos y sacar el momento exacto cuando su madre se llevaba el majestuoso nevado del Illimani.
La foto en Internet es viral. Internautas y algunos expertos en fotografía lo bautizaron con varios nombres, desde: "Mujer aimara que trabaja en los andes" hasta "mujer de pollera se roba el Illimani en carretilla". Según el autor, en la foto sólo quiso reflejar el valor de una mujer trabajadora que permite la construcción de la ciudad y el mundo.
Compartida más de un millón de veces del muro original y cuantas veces por otros usuarios en todo espacio posible, la imagen también fue aprovechada por medios de comunicación e incluso en el portal digital de la organización "New 7 Wonders", que patrocina el concurso de las siete ciudades maravilla del mundo, en el que participa la ciudad de La Paz. En este caso sí se respeto al autor "Angie Satori", aunque para ello Wilfredo Limachi tuvo que enviar en reiteradas ocasiones mensajes a esa institución para que le hagan el favor de respetar su crédito.
Una vez enterado por la cantidad de compartidos y vistos en muchos espacios, Satori le entrega una foto impresa a su madre, "aún no tiene marco, es grande para colgarlo en la pared" y le comenta sobre los comentarios en Internet y muchos amigos que lo felicitaron: "Todos dicen que eres una mujer valerosa, trabajadora, tienes mucha fuerza y nunca te vas a caer" le dice a su madre, mientras ella sonríe y le responde escuetamente: "de qué sirve, contame en qué te ayuda". "Esta foto llegó a Francia, Estados Unidos y España y todos dicen que te cuide", le reitera a su madre con la voz entrecortada.

Para Valentina, según Satori, no ve o aún no entiende el valor del trabajo con poco esfuerzo, ella vivió y conoce el trabajo con esfuerzo y sacrificio, termina entrecortándose aún más la voz.

¿Cuál es objetivo de esta foto?, Inicialmente contestó que se mantenga el mensaje y el objetivo: "sigamos construyendo un mundo mejor". Como lo colocó en su muro de Facebook, espera que se fije y se refleje a una mujer trabajando, tomando en cuenta los días y horas de trabajo.
En segundo lugar, no presentará ningún reclamo o aclaración a ninguna institución por su autoría, saber que fue mil veces compartido es un verdadero gusto que lo llena de alegría. Varios amigos, algunos de ellos profesionales, le reclamaron que debería de colocar un sello en la foto, reconoce que quizá fue un error, pero ese no era el objetivo.

En tercer lugar, Satori tiene un sueño: hacer más fotografías y vivir de ello. No quiere lucro, sólo que mejore la situación de su madre que, al igual que muchas madres en Bolivia, se caracterizan por su sacrificio y trabajo. Entrecortando nuevamente su voz, recuerda que su madre trabajó mucho desde antes que su padre los abandone (2009). Incluso comenta que fue con el "Bono Sol" -renta de Bs 200 que se da a los mayores de 60 años en Bolivia- que sus hijos culminaron la universidad.

Una vez enterado que plagiaron la foto de su madre y no respetaron los créditos, en los primeros días de noviembre Satori difundió una nueva publicación en su perfil de Facebook con el título: "Podrán robarme la foto, pero no podrán robarme a mi mamá". A continuación se lee: "¿Y ahora, de qué sirve que haya llegado esa foto a Europa, a Estados Unidos?", pregunta Valentina Mamani, a lo que su hijo responde: "Mamá, sirve porque ahora, yo la quiero más".


Diario El País (Santa Cruz-Bolivia). Jueves 13 de Noviembre de 2.014.