Un espacio destinado a fomentar la investigación, la valoración, el conocimiento y la difusión de la cultura e historia de la milenaria Nación Guaraní y de los Pueblos Originarios.

Nuestras culturas originarias guardan una gran sabiduría. Ellos saben del vivir en armonía con la naturaleza y han aprendido a conocer sus secretos y utilizarlos en beneficio de todos. Algunos los ven como si fueran pasado sin comprender que sin ellos es imposible el futuro.

sábado, 23 de abril de 2016

Ava Rery - Kuña Rery - Ava Rery Apy - Kuña Rery Apy / Nombres Masculinos y Femeninos Mbya Guaraníes. Fuente: Pentatraductor Diccionario Mbya Guaraní / Español – Español / Mbya Guaraní.


Ava Rery - Kuña Rery - Ava Rery Apy - Kuña Rery Apy / Nombres Masculinos y Femeninos Mbya Guaraníes. Fuente: Pentatraductor Diccionario Mbya Guaraní / Español – Español / Mbya Guaraní.
Un trabajo de 48 meses realizado por Carlos Benitez (Docente Mbya Guaraní) y José Javier Rodas(Docente Intercultural) integrantes de la Comunidad Educativa de la Escuela Intercultural ubicada en la Aldea Jasy Pora en Puerto Iguazú - Misiones - Argentina.
Habitualmente, la noticia sobre un futuro nacimiento, sus tiempos y condiciones son informadas a la población por el líder espiritual, normalmente un anciano, al que llaman opygua. Este recibe la información a partir de su comunicación con los dioses, a quienes el opygua logra elevar sus palabras y cuyos mensajes recibe. Los mensajes de los dioses dan lugar a una gran variedad de transformaciones de lo cotidiano: desde las visitas y salidas a otros núcleos hasta la posibilidad o imposibilidad de cazar u obtener otros alimentos.
Una vez que los dioses acreditan la posibilidad de un nacimiento, el anciano avisa a los padres y estos deben seguir una serie de reglas con el fin de que el nacimiento y la vida futura de los niños estén seguras entre los mbyá, lo que se expresa en términos de ombo apyka (lograr asiento) o bien ayvua (hallarse). «Hallarse» implica sentirse a gusto en el lugar; es una condición necesaria para que cualquier persona permanezca en el tekoalugar donde habita el grupo. En el caso de las almas de los niños, no hallarse puede implicar incluso la muerte. En los adultos, no hallarse puede explicar tanto la movilidad por el territorio como algunas dificultades particulares.
Como vemos, la gestación de un nuevo ser supone dos procesos: por un lado, la llegada de un alma, enviada por los dioses desde cierto sector del cielo. Por otro lado, la fabricación o producción del cuerpo (Viveiros de Castro 1998) en el vientre de la madre. A partir de aquel momento en que el niño comienza a formarse se da una serie de prescripciones de comportamiento de los padres que encuentran su punto mayor en la couvade, es decir, con posterioridad al nacimiento. Madres y padres deben seguir una serie de reglas respecto de su comportamiento y alimentación con el fin de asegurar las mejores condiciones para la llegada del niño. Una vez que el alma del niño fue depositada en la mujer por los dioses, el hombre, futuro padre, debe encargarse de formar el cuerpo del bebé a través de las relaciones sexuales. Larriq (1993) destaca que el rol de la mujer en esta etapa es descrito como pasivo, en tanto no produce elementos para la consolidación del cuerpo.
Noelia Enriz “La concepción y nacimiento Mbya Guaraní”.


     Ava Rery/Nombres Masculinos/Kuimba'ekuéra réra
Kuña Rery/Nombres Femeninos/Kuñanguéra  réra
Atachĩ
Ara
Karai
Jachuka
Kuaray
Jera
Vera
Kerechu
Para

Yry
Yva
Kuña Rery Apy/ Segundos Nombres Femeninos/Kuñanguéra  réra
Ava Rery Apy/Segundos Nombres Masculinos/Kuimba'ekuéra réra
Mirĩ
Atachĩ
Poty
Chunu
Rataa
Guyra
Rete
Jeju
Ichapy/Ychapy
Kuchuvi veve
Ichapya/Ychapya
Mimby

Nindi
Ñechyroã
Ñe'ery
Ñe'ẽngija
Mirĩ
Papa'i
Poty
Rete
Tataendy
Yapua



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada