Un espacio destinado a fomentar la investigación, la valoración, el conocimiento y la difusión de la cultura e historia de la milenaria Nación Guaraní y de los Pueblos Originarios.

Nuestras culturas originarias guardan una gran sabiduría. Ellos saben del vivir en armonía con la naturaleza y han aprendido a conocer sus secretos y utilizarlos en beneficio de todos. Algunos los ven como si fueran pasado sin comprender que sin ellos es imposible el futuro.

jueves, 20 de febrero de 2020

Éxito y Fracasos...


El éxito está heho de mil fracasos...


Arnau de Tera

Las 4 Leyes del Espejo




1. Similitud. Según Noguchi, nos molestan tantísimo algunas actitudes o comportamientos del resto de personas porque nosotros también cargamos con ellas. La mente inconsciente, tan ególatra, no soporta la imagen que le devuelve ese espejo: una imagen fea y oscura. Por tanto, y como mecanismo de defensa, se revuelve contra el espejo, nunca contra sí misma. La única solución posible, dice el autor, es aceptar nuestras mierdas y querernos un poquito más.

2. Oposición. Noguchi cree que a veces ocurre exactamente lo contrario. Nuestro ego está tan identificado con determinadas conductas (soy bueno, soy generoso, soy fiel, soy activo) que se enfada desproporcionadamente cuando alguien muestra conductas opuestas. No porque nos importe lo más mínimo la vida de los demás, sino porque cuestiona la narrativa personal que nos contamos, nuestra identidad. Así que contratacamos con desagradado.

3. Tu actitud ante terceros. Dice el autor japonés que cuando estamos frente a alguien que nos está molestando, no necesariamente está reflejando nuestra actitud hacia él. A veces es el eco de nuestro comportamiento con una tercera persona. O dicho de otro modo: nos jode que alguien sea distante o complicado o duro porque nosotros estamos siéndolo con otra persona de nuestra vida y nos disgusta que alguien nos lo recuerde.

4. Idealización. En este caso, lo que nos devuelven esos espejos llamados personas es nuestra decepción porque el mundo, y en concreto esas personas, no sean tal y cómo nos gustaría que fuera. Nos molesta equivocarnos, haber generado trillones de expectativas que al final no se han cumplido porque, claro está, la gente no está en el mundo para encajar en nuestro cuento perfecto. Es el reflejo de nuestra incapacidad para aceptar que las cosas son como son.

Cómo perdonar(te)
Vale, digamos que esta herramienta de autodescubrimiento ideada por Noguchi resuena dentro de ti. Que puedes ver un espejo en la cara de otra persona. La pregunta ahora es: ¿cómo puedo utilizar esa información exterior para encontrar más paz? Orientándola al perdón, según Noguchi. Después de todo, y como escribe el autor nipón, "si sientes resentimiento hacia alguien y te dices que 'no se lo puedes perdonar', no conseguirás nunca la paz interior". 

Fuente: Usha - Centro de bienestar físico, emocional y espiritual

Mana, soplo de vida...



Mana es la fuerza, soplo o principio vital, la energía que mantiene la vida en Polinesia.

En la mitología inuit, el innua o inua existe en todas las personas, los animales, los lagos, las montañas y las plantas. Para la gente del Ártico, humanos y animales son iguales, y la naturaleza tiene vida: todas las cosas tienen innua.

Chi, en China, es "aire, aliento, disposición de ánimo.

Para los maoríes de Nueva Zelanda, el "ha" es el "aliento de la vida".

Entre los malayos de los Estrechos recibe el nombre de Kramât.

En la Indochina francesa, los bahnars dicen que una persona tiene Deng.

Entre los hurones (iroqueses) la palabra es Orenda.

Entre los Sioux, el término semejante es Vaconda o wakan.

Tsav es para los tiv, y significaba tener un corazón fuerte.

Ingisu es para los papues.

Tondi, de los batak en Sumatra.

Newen entre los mapuche.

Náma entre los dogones.

o Ruach en hebreo: aire o fuerza vital.

Los algonquinos de Canada lo llaman Manitú.

En el psicoanálisis occidental, la líbido es según Freud y Jung la fuerza o energía psíquica, una pulsión o energía mental indeterminada que mueve el desarrollo personal general de un individuo.

Y es que algunos lanzan la plegaria árabe Baraka: suerte divina o suerte sobrenatural, de donde proviene la palabra "baraja".

http://unaantropologaenlaluna.blogspot.com.es/2012/04/el-mana-y-el-baraka-soplo-de-vida.html

https://www.youtube.com/watch?v=GG_De-C

Fuente: Una Antropóloga en la Luna 

miércoles, 19 de febrero de 2020

Patay, alimento divino de los huarpes


Redondo y chato, de unos 10 centímetros de altura, color beige claro, y un poco duro. Dulce y rasposo en la boca, casi nunca faltaba en la alacena de la casa de la abuela el Patay.
Su historia se remonta a los pueblos originarios. El patay era una especie de “pan” en la dieta de  aborígenes como los paziocas (diaguitas), huarpes, calchaquíes, comechingones, sanavirones, entre otros. Actualmente, sigue siendo alimento típico de la población criolla del interior argentino, especialmente en el norte de Cuyo y el noroeste del país.
Las comunidades huarpes de San Juan, hace años decidieron poner en valor la algarroba (fruto del algarrobo) y su harina, con la que se elabora el patay, y que hoy es usada en otros productos de repostería con una alta demanda.



La Comunidad Huarpe Pinkanta (con sede en Caucete) logró concretar un viejo anhelo: la producción de harina de algarroba.
 “Esto tiene que ver con la recuperación de nuestra identidad huarpe. Desde muy chicos para nosotros la algarroba es algo básico, es algo nuestro, es lo que nos ha permitido crecer fuertes y permite que nuestros padres y abuelos estén vivos todavía. Partimos de la base que estas plantas no sólo son alimento sino que son medicina, es comida espiritual”, señaló Miguel Gil, jefe espiritual de su comunidad.
La palabra “algarrobo” es de origen árabe, y fue elegida por los conquistadores españoles para llamar a estos bellos ejemplares de la fitogeografía americana por su semejanza con otra especie europea. En Argentina existen dos grandes tipos de algarrobo, el blanco y el negro, cuyo nombre  científico es Prosopis alba y Prosopis nigra, respectivamente.

Los quechuas le llamaron Tacú, que en su lengua significa simplemente árbol, precisamente porque el Algarrobo era el árbol que tiene todo lo que un árbol puede dar: frutos dulces, la algarroba, y muy alimenticios de los que se hace aloja, añapa, patay, y hasta una especie de café con la semilla tostada.
La algarroba es un alimento muy energético, contiene un 50 % de azúcar natural y un 10 % de proteínas. Las semillas son ricas en fibra soluble, facilitando la digestión. No posee gluten, siendo un alimento apto para celiacos. Es rica en fibras, beneficia la flora intestinal, incrementando los lactobacillus. Rica en taninos, un potente antioxidante natural. La algarroba ejerce una acción favorable contra las inflamaciones de las mucosas reduciendo la irritación, tanto en las vías respiratorias como digestivas.
Moliendo la algarroba se obtiene la harina para la preparación del patay y también puede sustituir al cacao para la elaboración del chocolate.

Preparación de Patay
Las vainas (chauchas o algarrobas) se dejan secar al sol durante unos 6 o 7 días y cuando están bien secas se muelen (la vaina entera, generalmente en mortero aunque ahora existe la licuadora) hasta obtener harina. Se mezcla esta harina con agua en las proporciones suficientes como para obtener una masa, luego se coloca esta mezcla en moldes pequeños y se prensa con una cuchara. Finalmente se lleva a horno bien caliente en una placa hasta que se doren, entre 8 a 10 minutos. Se sacan del horno y se guardan en bolsa de papel en un lugar fresco y seco.
Parte de la leyenda
Cuenta la leyenda que Deolinda Correa (nuestra Difunta Correa) en el momento que muere iba en busca de algarrobas, su fuente nutricia.
La Pacha Mama (Madre Tierra) elige la sombra del algarrobo para guarecerse cuando en la fiesta del Chiqui, toma forma de anciana para prodigar milagros.
Fuentes: Issar Ramón Aguilera; y  regionales-nativos-argentinos.blogspot.com
Destino San Juan -23 de Diciembre de 2019

Misiones (Argentina) es la primera provincia en tener su propio meliponario para abejas nativas





La Tierra Colorada se posiciona como la provincia que apuesta por el desarrollo de la Apicultura y Meliponicultura. Capioví es la primera localidad en contar con este tipo de propuesta que busca crear conciencia sobre la protección de estos animales y su impacto en el ecosistema.


Pablo Fernando Muller, encargado del centro de investigación y desarrollo en Apicultura y Meliponicultura del Profesorado en Ciencias Agrarias y Protección Ambiental de Capioví Misiones Argentina (PROCAyPA), informó que ya se instaló el primer meliponario del país, en un espacio público, específicamente en la Plaza «Los Pioneros» de dicha localidad.

Muller destacó que Capioví haya sido el primer municipio de Argentina que declaró a las abejas de interés municipal. En ese sentido, el experto señaló que este espacio estará dirigido a la protección de las abejas sin aguijón o meliponinos.

“Cuando hablamos de abejas, generalmente todos las asociamos con aquellas que pican, pero en realidad hay varios grupos de abejas, entre ellas las apimelíferas y las que no pican que son las que no tienen aguijón, que son nativas del continente americano”, explicó.

El especialista informó que este proyecto es parte de las diversas iniciativas que trabajan desde el PROCAyPA y destacó que el hecho de que Capioví se declare “Municipio protector de las abejas”, demuestra un trabajo más allá de la cuestión productiva . “Lo que hicimos fue instalar un meliponario público para sensibilizar a las personas del cuidado de las abejas y el medio ambiente, pero este tiene una impronta , una característica particular y es que en la cartelización se explica que las colmenas que se utilizan para poblar este meliponario provienen de dos fuentes”.

Explicó: “La primera es a través de un plan interprovincial que propone que se trabaje con esta abeja nativa y que sea de manera responsable y amigable con el medio ambiente, allí la propuesta es que se pueblen las colmenas, a partir del rescate de nidos que se encuentran en peligro o que si se tumba un árbol y se encuentra un nido, este sea relocalizado”.

Muller añadió que también se trabajará con los aserraderos a los que consideró una “fuente de obtención de nidos” y explicó que si estos no se rescatan, se terminan perdiendo.

Evitando la producción desmedida

El titular del PROCAyPA informó que en el Código Alimentario Nacional cuando se hablaba de miel, siempre estaba incorporada la miel de Apis, pero que a partir del año pasado, por resolución 1719 se reincorporó un nuevo artículo en el que se define y reincorpora a la nueva miel de Yatei, lo que permite su comercialización en todo el país”.

Si bien esta denominación es positiva, Muller indicó que puede ocasionar una producción desmedida y sin cuidados. “A partir de que la gente ve que un producto se puede vender, automáticamente van a aumentar la producción. Más allá si se venden como alimento o si sus propiedades son conocidas, las personas si pueden vender un producto automáticamente van a empezar a producir”, dijo.

Es por ello que, como segunda fuente,trabajarán en otras formas de rescatar nidos de estas abejas sin aguijón con el fin de poblar el meliponario. “De esta manera evitaremos que la gente tenga la necesidad de tumbar un árbol para sacar una abeja . Esta práctica se produce al sacar la famosa miel de palo y que es perjudicial para el hábitat de estos animales. El problema no es solo porque el nido se malogra, sino porque estamos destruyendo un árbol al que quizá le tomó mucho tiempo crecer y no nos podemos olvidar que para que un árbol sea un lugar de anidamiento de un nido de abejas debe ser bastante viejo”.

El experto en abejas recordó que los recursos naturales son limitados e hizo un llamado de conciencia a las personas para no perjudicar los nidos y proteger a las abejas. «Lo que estamos utilizando de la naturaleza, lo estamos usando prestado de nuestros hijos y de nuestros nietos. No podemos perder el horizonte teniendo en cuenta el alto porcentaje de abejas que se mueren a nivel mundial y eso es realmente alarmante, por eso debemos empezar a hacer todo un trabajo de sensibilización para cuidar a nuestras abejas”.
Planes a futuro

Muller anunció que están en proceso de instalación el segundo meliponario, aunque este tendrá características particulares y se ubicará en Puerto Rico. «Está instalado, pero falta la cartelización y tiene otra impronta que la de Capioví, que es donde nosotros incorporamos las colmenas , en este caso no es así. En noviembre del año pasado, la Municipalidad de Puerto Rico declaró de interés provincial el Parque de la parroquia San Alberto Magno , en ese lugar hay una característica muy particular en el que los nidos de abejas nativas se forman dentro de la arboleda y nosotros para proteger ese lugar presentamos el proyecto del meliponario con nidos naturales, para cartelizarlo e informar a la población sobre la importancia de estos animalitos”, acotó.

Fuente: Misiones On Line - 17 de Febrero de 2020

viernes, 14 de febrero de 2020

Canastos Mbya Guaraníes




Confección de canastos en Tekoa Mbya Guaraní Ita Poty Mirï (Puerto Iguazú).

La ancestral sabiduría milenaria de nuestros hermanos en la transmisión de saberes generación en generación. Patromonio de identidad y cultura de nuestros ancestros. Ángel Benitez y su esposa Érica compartiendo sus conocimientos. 

Filmación: Mimi Verón


Pasión y límites


Pasos...


domingo, 9 de febrero de 2020

Paz


Nuestros antepasados nos ordenaron que nos preparáramos para la guerra.
La guerra de la sabiduría por la paz, pues los corazones colonizadores viven en guerra.

Edson Kayapó


Sepé Tiarajú


Positiva Mente...


La belleza de las tallas Mbya Guaraníes




Las formas de la belleza en el arte Mbya Guaraní

Las figuras zoomorfas talladas por los mbya guaraní en madera, son denominados mbabykyra´i. Cada especie de animal que van tallando tiene su propia historia, son como cuentos, relatos, que los adultos van transmitiendo a través de esas figuras a los niños y jóvenes. Las especies forestales utilizadas para realizar las figuras son aquellas cuyos espíritus guardianes conceden el permiso.


Marandu Comunicaciones - Misiones (Argentina)

Mirar a los ojos...



Los ojos no tienen límites idiomáticos. La mirada es traductora universal de estados, sentimientos y pensamientos... Por eso todavia creo.

Mirela Kunzi

sábado, 8 de febrero de 2020

Las diez consecuencias de la crisis climática sobre la salud humana


Escrito por Lorena Farràs Pérez

La crisis climática perjudica gravemente tu salud y la del planeta. Si el calentamiento global fuese un cigarrillo, este podría ser unos de los mensajes disuasorio de su envoltorio. Se estima que provoca miles de muertes prematuras al año y es considerada la mayor amenaza global para la salud en el siglo XXI. El siguiente informe analiza el conjunto de riesgos que supone este fenómeno sobre la salud humana, que podrían resumirse en diez puntos.

1. Temperaturas más elevadas.
Las elevadas temperaturas y las cada vez más frecuentes olas de calor causan complicaciones respiratorias, cardiovasculares, renales y mentales. Unas complicaciones que pueden acabar provocando muertes prematuras. “Son especialmente peligrosas las noches tropicales, aquellas en las que la temperatura no baja de los 20 grados”, alerta Francesc Peters, biólogo marino y redactor del estudio del IEC.

2. Lluvias torrenciales e inundaciones.
“Los cambios en el clima varían mucho en función de la zona del planeta. En muchas biorregiones, además de mayores temperaturas, debemos esperar un aumento de las lluvias torrenciales”, afirma Xavier Rodó, investigador Icrea en el Institut de Salut Global de Barcelona. Las fuertes lluvias incrementan el riesgo de riadas e inundaciones, que son fuente de transmisión de enfermedades por el agua.

3. Subida del nivel del mar. 
Al subir el nivel del mar, las zonas costeras quedan más expuestas ante los temporales de lluvia y viento, aumentando también el riesgo de accidentes. Este puede ser un problema menor en países del primer mundo, capaces de prevenir y adaptarse a estas nuevas circunstancias, pero no así en las regiones más pobres.

4. Enfermedades infeccionas. 
Mosquitos transmisores de enfermedades tan graves como el dengue, la fiebre amarilla, el Zika, la malària o el chikungunya están conquistando zonas que antes eran demasiado frías para ellos. Por otro lado, el deshielo de los polos y glaciares está dejando al descubierto cadáveres de personas y animales fallecidos por enfermedades ya superadas (como el escorbuto) o erradicas (la viruela o la gripe española).

5. Más problemas de alergias.
Con el cambio climático, las sustancias que provocan reacciones alérgicas están presentes durante más tiempo o en periodos distintos a los habituales y llegan alérgenos nuevos. También “se agravan sus efectos”, afirma Cèlia Marrasé, vicedirectora del Institut de Ciències del Mar y coordinadora del informe del IEC. Las sequías, por ejemplo, favorecen la suspensión de partículas a la atmosfera que, combinadas con alérgenos, incrementan las afectaciones respiratorias.

6. Toxinas de origen marino.

El calentamiento del agua altera la distribución geográfica de las especies marinas. Organismos que producen toxinas con afectaciones neurotóxicas, respiratorias, cutáneas y digestivas pueden llegar ahora a nuestras costas. En Canarias, por ejemplo, cada vez son más frecuentes los avistamientos de Lagocephalus lagocephalus, una especie de pez globo que tiene un veneno particularmente potente, capaz de paralizar el sistema nervioso.
7. Más incendios forestales. Si la humedad baja, el riesgo de incendio es mayor. Australia lleva meses ardiendo, un incendio que ya se ha cobrado cerca de 30 víctimas. En el 2018, los incendios forestales registrados en California se cobraron la vida de 102 personas y un incendio cerca de Atenas provocó 74 fallecimientos. El humo causa también problemas respiratorios y cardiovasculares.

8. Contaminación atmosférica. 
En la medida que el cambio climático condiciona un clima más árido, se espera que se incremente la cantidad de la fracción más grande de las partículas en el aire y los episodios de muy alta concentración. Estas partículas causan, principalmente, molestias y afectaciones al trato respiratorio superior. “Las más pequeñas, producidas básicamente por la quema de combustibles fósiles, son las más nocivas porque atraviesan los alveolos y pasan a la sangre”, explica Jordi Bañeras, cardiólogo del Hospital Vall d’Hebrón y miembro de la Fundación Española del Corazón. Bañeras asegura que “los días de mayor contaminación en Barcelona, hay más casos de infarto de miocardio y estos son más letales”.

9. Menor disponibilidad de agua.
Globalmente, un acceso pobre al agua, sistemas de saneamiento e higiene causa 1,5 millones de muertes cada año, sobre todo niños, sólo por procesos diarreicos. Las sociedades más avanzadas cuentan con más recursos para hacer frente a la menor disponibilidad de agua como consecuencia de la crisis climática, pero no así los países más pobres.

10. Migración de personas y enfermedades.
Se prevé que en el año 2050, centenares de millones de personas se verán obligadas a migrar para sobrevivir por del calentamiento global. Estos desplazamientos humanos podrían favorecer la propagación de ciertas enfermedades infecciosas.
Yolanda Erburu, directora de comunicación, de RSC y de la Fundación Sanitas insta a combatir el cambio climático “realizando cambios en los estilos de vida individuales”. Erburu se refiera a seguir “una dieta más sana, con menor presencia de carnes rojas y más productos de km 0” y a “una movilidad menos sedentaria y más respetuosa con el medio ambiente”.

Fuente: https://www.lavanguardia.com/natural/cambio-climatico/20200126/473034414532/crisis-climatica-salud-muertes-enfermedades.html - 

Blog del Proyecto Lemu

El lento genocidio wichí en Argentina: catástrofe humanitaria



Son siete los niños wichí que no llegaron a vivir dos años y que se murieron de hambre y de sed en este enero. El agronegocio desmontó, en los últimos diez años, 1.200.000 hectáreas. Y desalojó a cien mil mujeres, hombres y niños que vivían, comían y se curaban bajo su techo frondoso. La frontera agropecuaria se empuja y se corre e irrumpen la soja y la transgénesis donde estaba el monte. Un pueblo entero entre los árboles queda desnudo e inerme. Y se va muriendo, poco a poco. Con decenas de niños en la frontera de la vida y de la muerte. Ante la dimensión de la catástrofe, los médicos Medardo Avila, Carlos Trotta y Emilio Iosa elevaron el pedido a Médicos Sin Fronteras para instalar una misión humanitaria en un territorio donde la presencia del estado elige a quiénes abandona.

Dice el cacique Modesto Rojas que los muertos son nueve. Seguro que tiene razón. Nadie habla con ellos. Dicen las autoridades que hay otros siete muy graves. Dice el cacique Modesto Rojas que son más de veinte los niños que tienen la vida colgando de un hilito, como una llama que se sopla y se va. Y seguro que tiene razón. Nadie habla con los caciques. “Vino Arroyo y no quiso hablar con nosotros”, dice. 
Apenas habían muerto tres cuando el Ministro de Desarrollo Social pasó por Salta y, de la mano del Gobernador, paseó por donde lo llevaron. Lejos de lo terrible. Con las tarjetas alimentarias como panacea. Para un pueblo en extinción, puesto a morirse lo antes posible para usarles la escasa tierra en la que todavía dejan caer sus huesos por las noches.
Dice el médico Rodolfo Franco, desde las comunidades Misión Chaqueña y Carboncito, a APe: “en mi comunidad no ha muerto ninguno, las dos pertenecen a Embarcación, departamento San Martín. Son Hollywood mis comunidades porque todavía tienen monte para poder enfrentar el hambre. Las del norte son castastróficas”.
En 2009 el diario Crítica publicaba una investigación sobre los vínculos de la familia y de los funcionarios del entonces gobernador de Salta , Juan Manuel Urtubey, con las empresas del desmonte en esa provincia. Urtubey gobernó 12 años. Y la semana pasada se fue a vivir a España.
“Vengo advirtiéndolo desde hace años. He avisado al hospital que hay mucha desnutrición. Pero es un plan premeditado: se trata de sacarles la tierra y para eso primero los tienen que matar; es feo matarlos a balazos. Entonces lo hacen con hambre, con mala educación, con mala salud”. La Organización Mundial de la Salud, dice Franco a esta Agencia, “sostiene que es necesario un médico cada 600 personas. Yo atiendo dos pueblos con 4000 y 2000. A veces mandan algún refuerzo esporádicamente, pero vienen apurados y se van apurados. Yo estoy atendiendo sin parar y los dos ganamos lo mismo obviamente. Los sueldos están muy relegados”.
Dice Octorina Zamora, líder wichi. “¿Tengo la culpa de morirme de hambre cuando me sacaron mi hábitat, me sacaron el monte? En Salta que no haya casi algarrobos, que es alimento principal. Cuando yo era chica no había chicos desnutridos. Entonces ¿qué culpa? Donde había algarrobos no hay nada”. Le habían dicho que el problema era cultural. Que los wichí se llevaban los enfermos y los escondían en el monte. ¿Qué monte?.

Mientras los ex gobernadores se marchan a Europa y los ex presidentes presiden fundaciones del fútbol mundial, desde hace diez años los niños muertos se pueden contar de a racimos, como decía Alberto Morlachetti. Y anotarlos en las listas de los crímenes sociales más crueles, con culpables concretos, con nombres, rostros e historias.

De enero a junio de 2011 murieron trece niños en Embarcación, Pichanal y Tartagal. De desnutrición y de enfermedades parientes del hambre en la Salta que Urtubey había heredado de Juan Carlos Romero. En 2016 se fue un niño por mes en el norte terrible, en la Salta y el Chaco que comparten el desmonte y el desprecio. El último en Rivadavia, una de las parcelas más castigadas de la provincia de los urtubeyes que partieron buscando nuevos horizontes. El verano de 2017 se devoró a 21 niños wichis en Santa Victoria Este, ahí donde la Salta se acaba, como cayéndose en Paraguay. Doce bebés en ese verano brutal de Santa Victoria Este nacieron muertos porque sus madres languidecían de hambre y de sed. Cercadas por el abandono y la desidia.

2020 amanece con otro racimo de niños que se mueren. Mientras el ex gobernador se va y el ex presidente asume en la Fundación FIFA. Ambos responsables de abrir las puertas al exterminio. Ambos responsables, al menos, de no evitarlo.
Mientras se apunta el pánico hacia el coronavirus de la China los niños se mueren de hambre y de sed en el verano feroz sin árboles ni agua del chaco salteño desmontado, desguazado y expoliado.

“Salieron a prohibir la palabra desnutrición al principio, pero no se pudo –sostiene Rodolfo Franco a APe-. Siempre la restringen en los certificados de defunción, no hay que poner síndrome febril, hay que poner otra causa” pero “yo tengo 69 años y 43 de médico y hablo de desnutrición, deshidratación, porque al no poder tener agua para sembrar, cosechar y regar plantas, no pueden hacer nada. La tierra es muy fértil, pero sin agua no hay nada”. Para el médico “forma parte del plan de genocidio. Las balas son caras. Hay que matarlos con cuchillos, como decía un general de la campaña del desierto”.

Modesto Rojas, cacique, habla de “una mujer que murió en Santa María por dar a luz. Fallecieron ella y el bebé”. Para el conteo oficial ya serían siete los niños muertos. Para el de Modesto, casi una decena.

Santa Victoria Este tiene un secretario de relaciones Institucionales de origen diaguita calchaquí, Antonio César Villa. El intendente es wichí. “Lo que más se dificulta es el acceso al agua. En este momento tenemos una sequía que está devastando la región, se nos están muriendo todos los animales que ni siquiera se pueden comer porque muchos de ellos están enfermos”, dice Villa. Mientras tanto el Pilcomayo acecha. “Llega cada vez más caudaloso y en cualquier momento comienza a desbordar en medio de esta sequía”. Es que el río, que baja por los cerros de Bolivia y serpentea por la frontera con Argentina y el sur de Paraguay está tapado en algunos sectores “por el lodo acumulado por inundaciones anteriores; año tras año bajan aludes y se producen inundaciones cada vez más frecuentes, debido al desmonte”, relata Villa con ojos de quien lo vio de cerca.


Las muertes, una por una

Uno. Fue el 7 de enero. No le reconocieron la desnutrición. Tenía un año y dos meses. Era de la comunidad wichí de La Mora, departamento de San Martín. Pegadito a Tartagal.

Dos. Tenía dos años. Murió el 11 de enero en su casita. Era de Misión El Quebrachal. Tenía, dicen, bajo peso.

Tres. El mismo día en Santa Victoria Este. Tenía dos años y era de la comunidad de Rancho El Ñato. Deshidratación por vómitos y diarrea, decía el informe. Insuficiencia orgánica.

Cuatro. El 17 de enero. La nenita tenía dos años y 8 meses. Murió tras ser trasladada de Morillo (en Rivadavia Banda Norte) al hospital de Orán. Tenía diarrea. Culparon a los padres.

Cinco. Fue el 21 de enero en el Hospital Juan Domingo Perón de Tartagal. Era de la comunidad Las Vertientes, Santa Victoria Este. Lo trasladaron en un vuelo sanitario. Culparon a los padres.

Seis. Tenía desnutrición crónica. Lo llevaron a Morillo, desde la comunidad El Tráfico. Lo derivaron al Hospital de Orán y murió en la ambulancia, que se detuvo por fallas mecánicas.

Siete. Murió la mamá en el parto. Y, dice Modesto Rojas, cacique wichí, el bebé también. Ella era de la Misión Santa María y tuvo su parto número doce en su casita sin asistencia. Intentaron trasladarla al hospital pero murió en el camino.

Mientras tanto los doctores Carlos Trotta, (ex presidente de Médicos Sin Fronteras para América Latina), Medardo Avila Vazquez, (Red de Médicos de Pueblos Fumigados), y Emilio Iosa (ex Presidente de Fundación Deuda Interna) elevaron formalmente el pedido de una misión humanitaria que se instale en el NEA ante el horror sanitario que están viviendo los pueblos originarios sobrevivientes en el norte más profundo. “La situación sanitaria es gravísima, el hambre y el estrés del despojo para un pueblo tan manso es terriblemente traumatizante, la desnutrición es generalizada, y niños con marasmo y kwashiorkor (enfermedades derivadas de la desnutrición) al estilo africano se detecta en casi todas las comunidades, la tuberculosis y el chagas tiene índices de incidencia altísimos, la mortalidad materna se sospecha que es muy elevada también”, dice el documento.

“La respuesta del estado nacional y provincial ha sido totalmente insuficiente para ayudar a los pueblos nativos despojados de sus bosques. Incluso el gobierno de Urtubey siguió autorizando desmontes a favor de grandes grupos sojeros en el lugar y sus equipos de salud en el terreno son muy escasos y no cuentan con recursos suficientes ni capacidad para enfrentar la crisis humanitaria”. Los médicos Medardo Avila, Carlos Trotta y Emilio Iosa están convencidos de que “la única posibilidad es que una organización humanitaria honesta, eficiente e imparcial como MSF se instale en la zona y desarrolle acciones de contencLa muertión sanitaria y de infraestructura básica, hasta que los argentinos podamos reconocer y dar una respuesta al problema que nuestro sistema productivo está generando a esta población que se estima entre las distintas etnias de casi 100.000 personas”.
Un sistema permanente que transcurre a través de los gobiernos, vena por la que circula el poder real. 

El que determina quiénes serán parte del mundo que viene y quiénes tendrán que quedar inexorablemente en el camino. La condena ancestral es para aquellos que se hermanaron con la naturaleza para comérsela y bebérsela, para volver a ella como abono y espirituarse como mariposas en el cielo de los algarrobos. Un genocidio que hace cinco siglos y medio que no se detiene.

Fuente: Agencia de Noticias – Pelota de Trapo - Publicado en: Ecoportal.net
Blog del Proyecto Lemu


viernes, 7 de febrero de 2020

Positiva Mente...


Sabiduría Cherokee





''Aprende a dejar atrás todo lo que no te lleva hacia adelante.
En el viaje de la vida todo peso inútil retrasa la caminata.''

Amanda Santana


Guardianes de Atinis

Phillips, La Poeta - Eduardo Galeano


Fue llamada Phillips, porque así se llamaba el barco que la trajo, y Wheatley, que era el nombre del mercader que la compró. Había nacido en Senegal. En Boston, los negreros la pusieron en venta:

-¡Tiene siete años! ¡Será una buena yegua!

Fue palpada, desnuda, por muchas manos. A los trece años, ya escribía poemas en una lengua que no era la suya. Nadie creía que ella fuera la autora. A los veinte años, Phillips fue interrogada por un tribunal de dieciocho ilustrados caballeros con toga y peluca.

Tuvo que recitar textos de Virgilio y Milton y algunos pasajes de la Biblia, y también tuvo que jurar que los poemas que había escrito no eran plagiados. Desde una silla, rindió su largo examen, hasta que el tribunal la aceptó: era mujer, era negra, era esclava, pero era poeta.


jueves, 6 de febrero de 2020

Amor...




Me quedé pensando que allí donde hay alguien a quien se quiere muchísimo y donde hay alguien que nos quiere de veras, ese sí que es el lugar más bonito del mundo.

Teresita Seminara

martes, 4 de febrero de 2020

PROTÉGEME




PROTÉGEME DE LA SABIDURÍA QUE NO LLORA,

DE LA FILOSOFÍA QUE NO RÍE

Y DE LA GRANDEZA QUE NO SE INCLINA ANTE LOS NIÑOS.

KHALIL GIBRAN



sábado, 1 de febrero de 2020

Conocimiento...


Cuando...


Oscuridad y luz...


Mbya Guaraníes - Guardianes de Semillas


Ñangarekoa Kuery Ma'êtýrãre (Guardianes de Semillas): Pueblos del Maiz
Para la defensa de la biodiversidad en Misiones, la preservación y rescate de las semillas guaraníes tiene una importancia central. Las comunidades no sólo sufren persecución, sino también desalojos, la deforestación de su selva, y muchas han perdido sus semillas nativas.

Para estos pueblos las semillas son mucho más que un recurso productivo: son  Pueblos del Maiz. Conforman una unidad con su identidad, sus cuerpos y sus modos de vida. Las semillas son parte constitutiva del Teko Porã Jaguata Javy Yvy Marãe'ỹápy (Buen Vivir hacia la Tierra sin Males). Si se pierden las semillas, desaparecen la cultura y las comunidades. Defenderlas, es defender la vida de todos.
En Misiones, la actividad hegemónica del sector foresto-industrial provoca la pérdida de biodiversidad, contaminación y erosión de los suelos. Pero al mismo tiempo, el sector campesino y las comunidades indígenas desarrollan una economía muy diversificada para el autoconsumo y el mercado como el tabaco, granos, yerba mate, té, mandioca, ganadería vacuna, granja, hortalizas, frutas entre otras. En Misiones se juntan, de forma paradigmática, el centro de un complejo escenario regional y una extraordinaria diversidad de semillas criollas, en una zona de triple frontera que comparte un ecosistema productivo con Paraguay y Brasil.
Las semillas han traspasado las fronteras políticas, como práctica habitual de las comunidades indígenas y campesinas, que favorece la diversidad de sus cultivos. Estas prácticas cuestionan profundamente los marcos legales de los Estados para el control de las semillas. La biodiversidad es patrimonio de los pueblos al servicio de la humanidad. Está en manos de los Guardianes De Semillas.

Voz del Cacique de Tekoa Ychyry, Dalmacio Ramos (Misiones-Argentina).

Fuente: Fundación Rosa Luxemburgo.


Libertad, nuestra esencia...



''Que nada nos limite,
Que nada nos defina,
Que nada nos sujete.
Que la libertad sea nuestra própia esencia.''

Simone de Beauvoir


Fotografía: Liliana Sosa

viernes, 31 de enero de 2020

Se presentó el Proyecto Vivero de Especies Nativas de la Tekoa Mbya Guaraní Jasy Porá

El mismo, es apadrinado por la empresa Iguazú Jungle Lodge de Alejandro Arrabal, quienes realizaron la primera plantación de árboles para regeneración de la Selva y recibió la inscripción oficial por medio del Ministerio de Ecología de la Provincia de Misiones.


Desde la empresa informaron al portal de noticias La Voz De Cataratas que: El proyecto surge en el marco del Plan de Comunicación de la ampliación de la empresa Iguazú Jungle Lodge ubicado en el Lote 21E del área conocida como Selva Iryapú o 600 has ubicada en jurisdicción del municipio de Iguazú.




Este Plan de Comunicación se enmarca en la Resolución 105/09 del Ministerio de Ecología de la Provincia de Misiones, que reglamenta el Decreto 1628/04 del Poder Ejecutivo de la Provincia de Misiones, denominado "Plan Maestro para el Desenvolvimiento Turístico de Iguazú".

                   

Esta resolución establece el procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental aplicable a la totalidad de los emprendimientos ubicados en el área. Entre las etapas definidas en la norma se encuentra el Proceso de Participación Ciudadana, que se inspira en el principio de consulta previa e informada a las comunidades originarias definido en el Convenio N°169 de la Organización Internacional del Trabajo (adoptado por el Congreso de la Nación Argentina en el año 2008) y en el principio de participación en la toma de decisiones ambientales definido en la Ley General del Ambiente N° 25675 (Ley Nacional aprobada en el año 2002).


                     

Durante el desarrollo del Plan de Comunicación implementado por la empresa, que culminó en setiembre de 2018, las comunidades originarias recomendaron la instalación de un vivero para la producción especies nativas forestales para la venta. Por su parte, la empresa se comprometió a adoptar la recomendación incorporando el criterio que los ejemplares de especies nativas producidos en el vivero tengan una certificación de su trazabilidad desde la cosecha de las semillas hasta su venta.



En el mes de marzo de 2019, la empresa inició el proceso de compra de la infraestructura del vivero, siendo los trabajadores del sector de mantenimiento de la empresa, coordinados por el Ing. Gabriel Enriquez, los que realizaron las tareas de instalación del vivero y de la torre de agua en territorio de la comunidad Jasy Porá.


                     

En el mes de julio de 2019, la empresa contrató los servicios de los Ingenieros Forestales Guillermo Kuppers y Daily García para que acompañaran técnicamente a la Comunidad Mbya Guaraní Jasy Porã en el desarrollo del proyecto.

Todo este proceso fue implementado en un proceso de consulta permanente y de firma de compromisos de conducta con la autoridad de la comunidad, el Cacique Karai Tataendy - Roberto Moreira. 


Estas acciones fueron coordinadas por la Coordinación de Sostenibilidad del Lodge, Claudia Moy Peña y Juan Manuel Velasco.


Luego de construidas las instalaciones, se identificaron los árboles semilleros, que fueron identificados y geolocalizados por GPS, de donde se cosecharon las semillas que luego fueron sembradas por familias de la comunidad Jasy Porá.

En la actualidad el vivero cuenta con 600 plantines de alrededor de 15 especies nativas entre las que se encuentran el cedro, el loro blanco, la mora blanca y el aguaí.

El pasado 13 de Enero de 2020, el vivero recibió el certificado de inscripción del Ministerio de Ecología bajo el nombre vivero de la Comunidad Guaraní Jasy Porá, por medio de la Disposición N°024/20, firmada por la Directora de Biodiversidad a/c, Licenciada Patricia Sandoval, luego de haber atravesado por todos los procesos de inspección técnica y administrativa que requiere esta inscripción, constituyéndose en el primer vivero de especies nativas arbóreas autogestionado por una comunidad originaria en la Provincia de Misiones.

De acuerdo con lo definido autónomamente por la comunidad, se plantaron en campo los primeros 200 plantines producidos por el vivero, de los cuales 100 se plantaron en la propia comunidad con el objetivo de reforestar el área donde se asienta la misma y 100 se plantaron en el terreno donde se asienta la ampliación del Iguazú Jungle Lodge, con el propósito de regenerar el ambiente.


De la actividad participaron miembros de la comunidad originaria Jasy Porá, incluido su cacique, trabajadores del Iguazú Jungle Lodge, los responsables de implementación y seguimiento del proyecto.

En la oportunidad, el Gerente del Lodge entregó al cacique de la comunidad un ejemplar del libro Ñande Yvyrá Mata Kuera (Árboles comunes del Paraguay) de Juan Alberto López y otros, que contiene la descripción de 156 especies de árboles nativos de la Selva Atlántica.



Con esta iniciativa, la empresa ratifica el compromiso con la sostenibilidad turística de del destino, afianzado en el convencimiento estratégico de su Director, Alejandro Arrabal, que siempre los impulsa a perseverar, colocando los principios del desarrollo sustentable en el corazón y el alma de la empresa.

Fotografías: Iguazú Jungle y José Javier Rodas.
Filmación: José Javier Rodas.

Fuente de la Información: Kelly Ferreira - La Voz de Cataratas - Portal Pionero en Información de Puerto Iguazú.

https://www.lavozdecataratas.com/noticia_65435.html