Un espacio destinado a fomentar la investigación, la valoración, el conocimiento y la difusión de la cultura e historia de la milenaria Nación Guaraní y de los Pueblos Originarios.

Nuestras culturas originarias guardan una gran sabiduría. Ellos saben del vivir en armonía con la naturaleza y han aprendido a conocer sus secretos y utilizarlos en beneficio de todos. Algunos los ven como si fueran pasado sin comprender que sin ellos es imposible el futuro.

domingo, 24 de julio de 2016

Vaca Muerta (Argentina), mapuches contra las petroleras


Desde hace unos días el lof (comunidad) Campo Maripe se asentó en el centro de su territorio para impedir que la petrolera Chevron-YPF instale nuevas locaciones en sus campos comunitarios, ubicados sobre el gigantesco yacimiento de Vaca Muerta, en la provincia de Neuquén. En un comunicado, la Confederación Mapuche denunció que “a pesar que desde comienzo del año pasado la comunidad ha insistido en encontrar una solución a la demanda territorial, el gobierno provincial solo responde con más concesiones en las tierras comunitarias. YPF sigue apelando a la fuerza para ingresar sin siquiera informar a la comunidad, mientras la justicia abre nuevas causas que en la última etapa incluyó embargos contra las autoridades comunitarias.

Cuando la comunidad espera tener seguridad territorial a través del resultado del Relevamiento Territorial, la justicia dicta un embargo económico que descarga sobre el Logko (cacique) Albino Campo Maripe y su Inan Logko (segundo cacique) Mabel Campo Maripe”, autoridades de la comunidad.

Desde el lof Campo Maripe denunciaron que la petrolera Chevron/YPF intentó instalar nuevas locaciones de fracking en tierras delimitadas como de la comunidad por el Relevamiento Territorial realizado durante el año 2014, que el gobierno de la provincia de Neuquén se niega a reconocer, a pesar de haber sido parte del mismo. Frente a este nuevo atropello a sus derechos decidieron llevar adelante esta acción exigiendo el reconocimiento territorial de la comunidad según los resultados de aquel Relevamiento.

La propia Iglesia de Neuquén y la Asamblea de Derechos Humanos que han oficiado de veedores en la discusión sobre el Relevamiento Territorial, han sido desoídos por el gobernador Gutiérrez que no responde al llamado de buscar soluciones a través del diálogo y de una solución justa en la demanda de tierras.

Por esa razón la comunidad mapuche expresa: "Reconocimiento territorial a Campo Maripe según los resultados del Relevamiento Territorial. Sin aplicación de la Consulta, Chevron no pasa. Marici Weu! ( Diez Veces en Defensa del Agua y la Vida)"

Antecedentes de la disputa
Según el Observatorio Petrolero Sur, la zona en conflicto son unas 10 mil hectáreas. Campo Maripe es reconocida como comunidad desde 2014 pero sus reclamos por más tierras permanecen ya que el gobierno sólo acepta como suyas unas 900 hectáreas en las que, por otro lado, es imposible realizar las tareas de pastoreo extendido y agricultura, las dos actividades de las que viven las 120 personas que forman parte de ella.

Una de las responsables del informe que demuestran los derechos territoriales del lof es la antropóloga Jorgelina Villarreal, que reconstruyó más de 100 años de avances y retrocesos territoriales y simbólicos : “La comunidad es preexistente al Estado neuquino, su primer asentamiento se produce hacia 1927 como parte de las migraciones de los mapuche que llegaban cruzando la Cordillera. Los abuelos del actual cacique, el Lonco Albino Campo Maripe, llegan a esta zona y desarrollan su vida comunitaria. Aunque en el año 1964 el por entonces gobernador Sapag firmó el Decreto N° 0.737 que abre un registro de comunidades, ellos efectúan los trámites de reconocimiento en 2010 porque lo cierto es que nunca tuvieron necesidad de hacerlo: es raro pedir reconocimiento por ser, sencillamente, lo que uno es”. La comunidad tuvo, desde sus orígenes, conflictos sucesivos por estas tierras, algunas privadas pero en su mayoría fiscales y concesionadas en gran porcentaje a empresas extractivas como YPF.

¨Toda comunidad originaria tiene derecho al consentimiento libre previo informado, es decir, las empresas o el Estado deben informar las actividades que realizarán en la zona y en que plazo. Asi, en el Parque Lanín, existe un co-manejo y se toman decisiones compartidas entre las partes. El reconocimiento tardío de esta comunidad le generó muchos inconvenientes y ante el avance de las exploraciones petroleras sus miembros empezaron a tomar distintas medidas para detenerlas.

En el 2014 las hermanas del lonko Albino se ataron a unas torres de exploración y, por esta acción radical, se los reconoció finalmente como comunidad, concediendoles 54 hectáreas con la firma de un acta de acuerdo de paz social que estableció la realización de un relevamiento y la creación de una zona intangible, un límite al avance de YPF para que no se toque el territorio en disputa. Aunque parezca una redundancia, vale decir que 54 hectáreas es un número ìnfimo para cualquier actividad seria de agricultura o ganadería y que esto puso en peligro la supervivencia misma de la comunidad.


Durante el 2015 se realizó el Relevamiento pero el gobierno neuquino, luego de desconocer sus resultados, respondió que sólo tiene pruebas para dar 900 hectáreas que, en realidad, la comunidad ya está usando.”El Estado dijo que el informe era antropológico basado no en cuestiones técnicas y legales sino en cuestiones más bien culturales. Hicimos un trabajo muy exhaustivo, encontramos transacciones comerciales entre miembros de la comunidad y el Estado, el pago de impuestos por el uso de la tierra para pastoreo ya desde 1927. Hay numerosas evidencias que prueban que ellos habitan esa zona hace muchos años”. La parte legal, por otro lado, está enmarcada en la ley Nacional 26.160 de Emergencia Territorial, que establece en su artículo cuarto que existe derecho sobre “las tierras que en forma tradicional, actual y pública ocupan las comunidades indígenas”. Jorgelina dice que “el gobierno neuquino efectuó un informe que está lleno de mentiras. Se fijaron en Google Maps y dijeron que las casas son nuevas, que en 2006 no existían, y que no se podía determinar su origen”.

Jorgelina también narra que “el año pasado, luego de que se incumpliera con el relevamiento, la comunidad toma las oficinas de YPF y se establece una Mesa de Diálogo con gente del gobierno y técnicos de YPF que finalmente nunca asistieron. Me convocan de nuevo, en modalidad de careo con los técnicos de la otra parte, y como nosotros llevamos pruebas y argumentaciones no nos pudieron objetar. Al final concluyeron que el relevamiento era conflictivo, dejando todo en suspenso”.

La exploración petrolera en la zona se realiza vía fracking y la comunidad denuncia derrames y explosiones que generan zozobra y preocupación. El bloqueo de la comunidad al avance de YPF-Chevron es una escena que lleva casi 100 años. Excede el titular de un diario y la especulación predecible de aquel que imagina a caciques ambiciosos que pretenden ser socios en las regalías del petróleo. Villarreal dice que “la comunidad quiere seguir con sus actividades de pastoreo, están en defensa de la naturaleza y de un ecosistema que sienten como propio. Muchos de sus animales se mueren por la cuestión del fracking. Todo esto tiene que ver también con su cosmovisión: es la función de los mapuche cuidar el ecosistema”.

Por: El Orejiverde
Fecha: 24 de Julio de 2.016

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada