Un espacio destinado a fomentar la investigación, la valoración, el conocimiento y la difusión de la cultura e historia de la milenaria Nación Guaraní y de los Pueblos Originarios.

Nuestras culturas originarias guardan una gran sabiduría. Ellos saben del vivir en armonía con la naturaleza y han aprendido a conocer sus secretos y utilizarlos en beneficio de todos. Algunos los ven como si fueran pasado sin comprender que sin ellos es imposible el futuro.

lunes, 9 de enero de 2017

TANGARA, Danza Religiosa Mbya Guaraní

  
Casi todas las menciones del tangara – y especialmente las que se basan directamente en informaciones proporcionadas por sus protagonistas Ramón Silva y Guido Cheaib – remiten a su filiación indígena. En su origen se encontraría una danza guaraní indígena homónima que por su parte recibió su nombre de un pájaro (Chiroxiphia caudata), que „acostumbra andar en pequeños grupos que pasan largos minutos cantando y volando en forma de pequeños círculos como si estuvieran danzando.

La información genuinamente etnológica sobre el tangara no abunda.


El diccionario Mbya-Guaraní de León Cadogan informa bajo este lema que se trata de „un paso de danza“; la expresión se usa en función verbal en el sentido de „danzar“ como consta del ejemplo: „avakue otangara joupive, kuñangue otangara joupive – los hombres bailan juntos, las mujeres bailan juntas (por separado)“. 


Más revelador es lo que explica el musicoetnólogo Guillermo Sequera quien, además de ser autor de un estudio sobre la „cosmofonía de los indígenas Mbya del Paraguay“ es el responsable de una de la pocas grabaciones en disco de auténtica música indígena guaraní, el CD editado por el Museo del Barro de Asunción bajo el título Paraguay: Música Mbya Guaraní, el cual viene acompañado de un folleto introductorio de su autoría. La producción incluye dos piezas intituladas de forma explícita tangara y calificadas como „danzas rituales“, además de un tercer título designado como Ñembiso („mortero y pisador“): una música que acompaña la preparación de tortas de maíz y que se distingue por su „similitud rítmica regular con bastones rítmicos femeninos en los tangara danza ritual“.

Tangara Mbya
Según Sequera los instrumentos rítmicos son de importancia primordial para el Tangara, especialmente el Takua (también llamado Takua kama o en otras ocasiones Takuapu, „caña sonora“), bastones de bambú tocados exclusivamente por las mujeres, que con ellas marcan „la pulsación básica de las danzas rituales tangara“. Efectivamente la impresión que domina al escuchar dichas piezas es el ritmo rápido y uniforme, si bien son añadidos elementos melódicos a través del Kumbijare o el Rave, dos instrumentos de tipo guitarra y violín respectivamente, de remoto origen hispano-árabe y adaptados por los mbya con toda probabilidad desde el período jesuítico.

Guillermo Sequera también menciona la relación coreográfica del tangara con el „pajarito bailarín“ del mismo nombre, y esta correspondencia con el mundo de los animales adquiere un significado especial, si se toma en consideración el concepto de la „cosmofonía“ que subyace a la actividad músico-ritual de los mbya guaraní.


[Cito:] El concepto mbya del sonido, se origina en andu - percibir la biodiversidad del mundo natural -, y construir a través de la palabra ayvu, música vocal y discurso instrumental. 
Los animales pueden cantar (puraéi), hablar (ñe'ê), emitir sonidos (ombota), bufido (ovuha), rugir (okõrõro) aullar (oguahu). La percepción parte del silencio (kiririrî), hasta el estruendo del rayo (ara chunu). La representación social se manifiesta en una variedad de formas y técnicas; éstas vinculadas a rituales, danzas, corales, y una apropiación mbya de la experiencia intercultural. Es justo hablar de una cosmofonía mbya, – ordenamiento cultural de los sonidos.

Algunos elementos de esta concepción merecen especial atención porque parecen prestarse a una reinterpretación poetológica en el contexto del tangara literario:
-Las manifestaciones acústicas de los animales y la naturaleza en general son percibidas como canto y habla;
-Existe no sólo un repertorio de instrumentos sino un vocabulario diferenciado que se refiere a este lenguaje del entorno;
-Los sonidos naturales y su expresión artística-ritual son una clave importante para la percepción y la comprensión del mundo, especialmente cuando se constituyen en discurso musical;
-Los instrumentos se hacen eco de los sonidos de la naturaleza al mismo tiempo que el tangara-danza imita sus movimientos.

Fuente > Tangara, Cosmofonia y Emancipación Estética por Wolf Lustig (Mainz).

Fotografias > Vhera Poty y Danilo Christidis (Hermanos Mbya Guaranies de Sao Miguel Das Missoes - Brasil)
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada