Un espacio destinado a fomentar la investigación, la valoración, el conocimiento y la difusión de la cultura e historia de la milenaria Nación Guaraní y de los Pueblos Originarios.

Nuestras culturas originarias guardan una gran sabiduría. Ellos saben del vivir en armonía con la naturaleza y han aprendido a conocer sus secretos y utilizarlos en beneficio de todos. Algunos los ven como si fueran pasado sin comprender que sin ellos es imposible el futuro.

martes, 13 de diciembre de 2016

Biodiversidad y Pueblos Nativos


Escribe> Patricia Arnone

Conocen sus vegetaciones, sus animales y sus frutos. Todos sus usos oriundos y también mágicos. A pesar de ello, muchos pueblos nativos son acosados y desterrados de sus propias tierras, las mismas que han ocupado y cuidado durante años. Pero ellos, manifestó el experto Andrew Davis, representan el futuro de la biodiversidad del mundo.

“Donde se encuentren los pueblos nativos permanece la biodiversidad y reconocer los derechos de estas comunidades originarias resulta una manera efectiva de alcanzar una conservación a largo plazo”, proclamó enfático Davis, coautor y coordinador del estudio “Conservación y derechos comunitarios: Lecciones de Mesoamérica”, exhibido durante la semana pasada.

El mayor patrimonio en biodiversidad, al menos el noventa y cinco por ciento de las doscientas treinta y ocho ecorregiones globales concebidas como estratégicas según el Fondo Mundial para la Naturaleza, se encuentra en bosques, aguas y territorios ocupados por pueblos nativos y comunidades originarias.

Pero las cifras no interesan para modificar una convicción que se ha cristalizado como un dogma. Estas comunidades y sistemas de gestión (que se encuentra demostrado que funcionan, apostilla Davis), permanecen bajo amenazas “graves y progresivas” que componen una tendencia al alza “bastante preocupante”.

Los estándares de activistas de los derechos nativos y los proyectos hidroeléctricos, junto con la afirmación de que el reconocimiento de los derechos de estos pueblos conjeturaría el fin de los recursos naturales, han sustentado una propensión equivocada.
“En contexto ocurre todo lo contrario. Si reconoces los derechos vigorizas el incentivo de las colectividades de invertir”, pues ellos mismos, o sus hijos, recogerán los beneficios. Resulta una de las pocas posibilidades que conservan para lograr el progreso a través de la sostenibilidad del territorio.

Por otro lado, el experto Andrew Davis agregó que Mesoamérica es “única” en el sentido de que la gran parte de su territorio ha registrado los derechos de los pueblos nativos y las colectividades sobre los bosques. “De  la nación de México a territorio de Panamá los pueblos originarios y las comunidades locales, en muchos espacios, tienen derechos reconocidos legítimamente”, dijo.

Según la fundación Prisma, escritora del estudio, el sesenta y cinco por ciento de los bosques de Mesoamérica se encuentran reconocidos a los nativos, frente al treinta y dos por ciento en Latinoamérica, el treinta por ciento de Asia y el cero por ciento en África.

Fuente> Segundo Enfoque – 12 de Diciembre de 2.016


Fotografia> Survival

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada