Un espacio destinado a fomentar la investigación, la valoración, el conocimiento y la difusión de la cultura e historia de la milenaria Nación Guaraní y de los Pueblos Originarios.

Nuestras culturas originarias guardan una gran sabiduría. Ellos saben del vivir en armonía con la naturaleza y han aprendido a conocer sus secretos y utilizarlos en beneficio de todos. Algunos los ven como si fueran pasado sin comprender que sin ellos es imposible el futuro.

miércoles, 28 de diciembre de 2016

Costumbres y ceremonias de los Sioux


Escrito por Chris Deziel | Traducido por Jane Doe

La palabra "sioux" se refiere a siete tribus indígenas divididas en tres estructuras conocidas como Teton, Yankton y Santee. Esta organización social sioux se remonta a aproximadamente el siglo XVIII, luego de que los sioux se establecieran en Mississippi y Minnesota. Los sioux marcaban las etapas de la vida y los eventos con costumbres y rituales usando pociones, pintura y símbolos.

Matrimonio
Un hombre sioux a veces obtenía una poción de amor de un boticario para hacer que el objeto de su afecto se enamorara. A menudo ofrecía serenatas a la chica que quería con canciones de su flauta. Si una chica estaba interesada en un hombre en especial, podía pararse fuera de su tipi envuelta en una sábana, esperarlo y abrir su sábana para él en una invitación a casarse. En la mañana de un matrimonio sioux, la aldea preparaba un gran festín en el que la mujer sioux realizaba una danza. Celebraban hasta que los novios entraban con cuatro guerreros, los que sostenían las esquinas de una sábana en el aire. La pareja se paraba debajo de esta, y luego había una procesión. Un maestro de ceremonias, adornado en un despliegue de pintura y plumas coloridas, usaba un bastón para unir a la pareja en matrimonio.

Muerte y duelo
Los indios sioux pensaban en su propia muerte como la continuación de la naturaleza de la vida y la encaraban pacíficamente. Los familiares y los miembros de la tribu colocaban fuera la cama del moribundo en las horas finales, de modo que el espíritu del difunto ascendiese al cielo. A pesar de la creencia en una vida después de la muerte, los sobrevivientes lloraban a su muerto. Lloraban hasta que no podían hablar. Era costumbre de las mujeres sioux soltar y cortar su cabello y quitar adornos de sus túnicas. Los hombres aplicaban maquillaje negro a sus rostros. Los familiares más cercanos del muerto se cortaban a sí mismos, pintando sus cuerpos con sangre. A menudo regalaban posesiones personales como signo de sacrificio para el muerto.

Una danza de guerra de indios sioux practicada por las tribus antes de la batalla. (Photos.com/Photos.com/Getty Images
La ceremonia de la danza del sol
La ceremonia de la Danza del Sol era una antigua costumbre mantenida por la mayoría de los Indios de las Planicies, incluyendo los sioux. Se llevaba a cabo en el verano durante 4 a 8 días, y simbolizaba una manera de alcanzar poder y purificación espirituales. Esta ceremonia fue prohibida por el gobierno estadounidense en 1904, debido a la tradición de hacer perforaciones en el pecho de los hombres jóvenes, pero es ahora legal debido a la Ley de Libertad Religiosa de los Indios Estadounidenses de 1978. Dicha ley dio a los indios el derecho a practicar ceremonias religiosas tradicionales tales como la Danza del Sol. En una ceremonia sioux de la Danza del Sol, las mujeres no son sometidas a perforaciones porque los sioux creen que las mujeres soportan suficiente dolor durante el parto. Otros componentes de la Danza del Sol incluyen cabañas de vapor, ayunos, bailes, tambores y la adoración del álamo de Virginia.

Costumbres relativas al parto
Las ceremonias que traen a un bebé sioux al mundo comienzan antes del trabajo de parto. El boticario canta. El canto puede durar toda una noche sin descanso. Las parteras ofrecen hierbas para limpiar a la madre luego de que da a luz. Frotan sus pechos y abdomen con ellas y la limpian con agua. La misma ceremonia de la limpieza de la madre es realizada para el niño cuando nace.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada