Un espacio destinado a fomentar la investigación, la valoración, el conocimiento y la difusión de la cultura e historia de la milenaria Nación Guaraní y de los Pueblos Originarios.

Nuestras culturas originarias guardan una gran sabiduría. Ellos saben del vivir en armonía con la naturaleza y han aprendido a conocer sus secretos y utilizarlos en beneficio de todos. Algunos los ven como si fueran pasado sin comprender que sin ellos es imposible el futuro.

lunes, 6 de febrero de 2017

Sepé Tiarayú, guerrero guaraní fallece el 7 de Febrero de 1.756


Nació en uno de los Siete Pueblos de las Misiones Orientales -con mayores probabilidades en San Luis Gonzaga o San Francisco de Borja-, en poblaciones que se hallaban bajo jurisdicción española y sometidos a constantes ataques de bandeirantes, mamelucos y tropas luso-brasileñas. Sepé Tiarayú se constituyó en uno de los líderes guaraníes que defendían el territorio.
En 1750 por el Tratado de Madrid, Portugal cedía Colonia del Sacramento (hoy en territorio uruguayo) a España, quien a su vez entregaba los Siete Pueblos de las Misiones Orientales. Los guaraníes que la habitaban debían retirarse para poder aplicarse el acuerdo.

Los nativos, inducidos por los jesuitas, no aceptaron el Tratado, iniciando la Guerra Guaranítica (1754 - 1756) que los enfrentó a tropas españolas y portuguesas. Sepé Tiarayú, un hombre preparado, que sabía leer y escribir, con entrenamiento militar -había sido capitán del ejército español- y condiciones de mando, lideraba a los guaraníes.

Mural de Danúbio Gonçalves en el Memorial de la Epopeya Riograndense, Porto Alegre.
En los inicios del conflicto los guaraníes obtuvieron algunas victorias, pero entre marzo y abril de 1754 cuando atacaron el Fuerte Jesús, María, José de Río Pardo -en la margen izquierda del río Yacuí, a la altura de la desembocadura del río Pardo, entonces el límite de la región de las Misiones Orientales- fueron vencidos. Sepé Tiarayú capturado, consiguió escapar la noche anterior a su ejecución.

El 7 de febrero de 1756, más de 3.000 soldados luso-brasileños y españoles atacan el campamento en la ribera del río Vacacaí de guaraníes y jesuitas. José Joaquín de Viana, en ese entonces gobernador de Montevideo, según él mismo relatara, abatió a Tiarayú de un tiro de pistola cuando montaba a caballo. Su cuerpo fue quemado y sus cenizas dispersadas por el campo.

Nicolás Ñanguirú sucedió a Tiarayú como líder; tres días después, el 10 de febrero, él y su improvisado ejército de 1500 hombres es aniquilado en la Batalla de Caiboaté.

Como el cuerpo de Sepé no se encontró en el campo de batalla, se popularizó la creencia que subió al cielo, surgiendo la veneración como santo popular a San Sepe en Rio Grande do Sul, Santa Catarina y la provincia argentina de Misiones.

Monumento a Sepe Tiarayu en Rio Grande do Sul. Reproduce un grito que se atribuye a Sepe en Combate > Esta Tierra tiene Dueno 
En el año 2009 en Brasil fue publicada la Ley Federal 12.032/09: "En conmemoración de los 250 años de la muerte de Sepé Tiaraju, sera inscrito en el Libro de los Héroes de la Patria, que se encuentra en el Panteón de la Libertad y la Democracia, el nombre de José Tiaraju o Sepé Tiaraju, héroe guaraní, misionero riograndense". En Brasil, los 7 de febrero se conmemora en su honor el Día de Luto de los Pueblos Indígenas.

Fuente>Pueblos Originarios (Biografías)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada