Un espacio destinado a fomentar la investigación, la valoración, el conocimiento y la difusión de la cultura e historia de la milenaria Nación Guaraní y de los Pueblos Originarios.

Nuestras culturas originarias guardan una gran sabiduría. Ellos saben del vivir en armonía con la naturaleza y han aprendido a conocer sus secretos y utilizarlos en beneficio de todos. Algunos los ven como si fueran pasado sin comprender que sin ellos es imposible el futuro.

lunes, 20 de junio de 2016

Mbororé tendrá jóvenes 22 egresados de Secundaria


Educación de calidad y respetuosa de los trayectos individuales en el B.O.P N° 111

La aldea Fortín Mbororé tendrá este año 22 jóvenes guaraníes egresados de la secundaria, un logro que es orgullo de las familias mbya y de los docentes de la escuela secundaria intercultural de la comunidad.

El profesor Jorge Vallejos, asesor pedagógico del BOP Nº111 Tekoa Fortín Mbororé, relató a El Territorio que el proyecto educativo tuvo un largo proceso hasta llegar a la actualidad, cuando este grupo de chicos está a un paso de tener su título de enseñanza media.

“Que este gran grupo de jóvenes y adultos se reciba de la secundaria es algo que pasará por primera vez en la comunidad y en la historia de los pueblos originarios de Misiones”, resaltó el docente.

“Este año van a egresar 22 estudiantes en la modalidad de educación permanente de jóvenes y adultos del nivel secundario (Epja)”, amplió. La modalidad Epja funciona como acelerado y sus aulas incluyen a jóvenes y adultos que interrumpieron su escolaridad o que presentan sobreedad.


Trabajo de inclusión
Los estudiantes que este año se gradúan son jóvenes y adultos que por variadas causas no habían logrado permanecer en la escuela secundaria. “Algunos habían dejado la escuela hace mucho tiempo”, contó Vallejos.

En ese sentido, se orientó el proyecto educativo para atender las especificidades y necesidades de estos estudiantes, que hasta hace pocos años no tenían acceso a la escuela secundaria.

“Es una respuesta desde el diálogo intercultural y el respeto a la cultura, a las formas ancestrales de vida, y además una herramienta apropiada para ellos mismos para su desarrollo individual y colectivo”, describió el directivo acerca de la manera de trabajar de la escuela, en el respeto a la diversidad cultural y a los tiempos individuales de aprender de los alumnos.

Proceso y desafíos
La escuela empezó a tomar forma en 2011, creció paso por paso y abrió sus puertas en 2014, en el inicio de ese año lectivo. 
El proyecto fue impulsado por los docentes Javier Rodas, Jorge Vallejos, Alejandra González y Eulalia Britez, en respuesta a las necesidades educativas de la comunidad mbya más grande de la provincia, Fortín Mbororé de Puerto Iguazú, donde viven casi 2.000 personas.

“Realizamos las consultas previas e informadas en función del pedido y las necesidades planteadas por la comunidad, y contamos con el apoyo del Consejo de Ancianos de Mbororé, del cacique Silvino Moreira y de las familias, que estuvieron presentes y continúan acompañando cada paso que damos”, relató el grupo docente.

Para la elaboración del censo socioeducativo de la población de posibles alumnos en la aldea, se contó con la colaboración de auxiliares docentes indígenas, la Asociación Argentina de Antropólogos, el Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel y personas anónimas que contribuyeron con la difusión y conocimiento del proyecto.


Recursos
“Abrimos las puertas de la institución en marzo de 2014, con el apoyo y el acompañamiento de la directora de la EIB primaria, de los funcionarios de entonces, y se comenzaron a incorporar programas y líneas de acción que trajeron más recursos y posibilitaron que los alumnos tengan acceso a libros, a la formación en calidad y a las computadoras del Plan Conectar Igualdad”, expresó Vallejos.

Desde un primer momento, la profesora Lidia Ávila acompañó el trabajo con la donación de innumerables libros y recursos tecnológicos fundamentales para la tarea pedagógica. “Fue nombrada, con mucho orgullo para la escuela, la madrina de la biblioteca escolar, que lleva su nombre, Lidia Ávila”, explicaron los estudiantes, que asisten a consultar a la sala de lectura los textos, mapas y el material interactivo.

Afianzamiento e identidad
El funcionamiento y el afianzamiento del proyecto educativo intercultural del BOP N° 111 en sus dos modalidades, Ciclo Básico Secundario (CBS) y Educación Permanente de Jóvenes y Adultos (Epja), “equivalen a una histórica conquista y reivindicación para los pueblos originarios de Misiones, que hoy pueden acceder a una educación intercultural contextualizada y de calidad para adolescentes, jóvenes y adultos”, reflexionó el profesor Vallejos, convencido de que la educación posibilitará un mejor futuro para los jóvenes mbya.

Por el derecho a la educación. En los últimos años, los jóvenes guaraníes se han movilizado para ponerse al frente de las demandas por el derecho a la educación. 

En las 104 comunidades Mbya en Misiones funcionan 39 escuelas primarias y cinco secundarias. Hay también núcleos de alfabetización para adultos y cursos de educación media semipresencial. 

Desde el Movimiento de Estudiantes Mbya reconocen los avances y resaltan que hay logros en revertir la sobreedad y el analfabetismo. 

Pero aportan sin embargo, este número, “hay 1.000 jóvenes guaraníes pero sólo la mitad está escolarizada”.

Fuente: Diario El Territorio (Posadas) – 12 de Junio de 2.016
http://www.elterritorio.com.ar/nota4.aspx?c=1339194627929060

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada