Un espacio destinado a fomentar la investigación, la valoración, el conocimiento y la difusión de la cultura e historia de la milenaria Nación Guaraní y de los Pueblos Originarios.

Nuestras culturas originarias guardan una gran sabiduría. Ellos saben del vivir en armonía con la naturaleza y han aprendido a conocer sus secretos y utilizarlos en beneficio de todos. Algunos los ven como si fueran pasado sin comprender que sin ellos es imposible el futuro.

miércoles, 10 de enero de 2018

13 pecados contra la comida argentina que no podés cometer jamás


Nota para nuestros lectores: Por consideración a su sensibilidad, hemos obviado incluir imágenes de las versiones pecaminosas de estas grandes creaciones de la comida argentina. ¿Sos culpable de alguno de estos pecados? 
¡Aún estás a tiempo de arrepentirte!

1. Llamar “mate” a lo que no es mate.
El mate (al menos el mate con agua caliente, dejemos al tereré fuera de esta disputa) lleva agua caliente (jamás hervida) y yerba mate. Eso es todo.
El mate NO lleva: azúcar (¡ni edulcorante! A menos que quieras terminar cebándole tus dulces mates al mismísimo Lucifer…). Ni tampoco lleva café, que cada bebida tiene su lugar propio y bien ganado.
El primer mate lo toma el cebador. De lo contrario, no tengan dudas de que, con el tiempo, se develará como el Judas Iscariote del grupo…
El mate no es micrófono y la bombilla se queda quietita (para eso vas al bar, te pedís una caipirinha y, ahí sí, jugás con el sorbete todo lo que quieras). Finalmente, y no importa cuán agradecido y educado seas, las “gracias” solo se dan una vez que tomaste el que fue tu último mate.


2. Comer empanadas con cubiertos, agregarles salsas que anulan su sabor y preparar empanadas que no chorreen.
Las empanadas son para comer con la mano, que para algo existen las servilletitas de papel. Si la empanada de carne no chorrea, ¡no es una empanada!
Los que hemos tenido la oportunidad de ir a restaurantes de comida argentina fuera del país hemos visto, mientras se nos rompía el corazón, como ejércitos de pecadores estadounidenses y mexicanos le ponían salsa Cholula y otros menjunjes a las empanadas… 
Mi amiga tucumana dice que el máximo pecado contra las empanadas son las “empanadas porteñas”… ¿Será?


3. El dulce de leche “light”…
Si hay algo que trae instantáneamente el tango “Cambalache” a mi mente es este ítem… Por las dudas, acá les muestro lo que es el dulce de leche de verdad.


4. Usar el ketchup para algo más que para acompañar las hamburguesas con papas fritas de los locales de comida chatarra.
Usar el ketchup para otra cosa es pecado capital. ¡Ni con el asado ni con la salsa, por favor, o la humanidad jamás va a completar su proceso de ascensión! Para el asado, el chimichurri y salsa criolla y, para la pasta, una salsa de tomate como le corresponde cocinar a todo ser que tenga corazón.


5. Ponerle mayonesa al choripán
Que es un choripán, no un hot dog… El mejor amigo del chori es el chimi. ¿Estamos?


6. Escatimar el dulce de leche
Cuando se trata de la octava maravilla del mundo, conocida en Argentina como “dulce de leche”, jamás se debe ser cauto. Ya sea que se trate de un flan, de un alfajor de maicena, de una factura o de un rogel, el dulce de leche debe ser extra abundante.


7. Hacer el puchero con carne magra
Ya estoy imaginando tan triste espectáculo… ¿me pasan los carilina, por favor?


8. Comer churros sin relleno de dulce de leche
Los churros, al parecer, son de origen árabe y llegaron a toda América Latina gracias a los españoles. Ahora, el churro argentino ha llevado esta delicia a su máximo nivel: el churro relleno con dulce de leche.


9. Hacer el budín de pan sin pasas de uva
Si justamente esa diferencia de textura y el dulzor extra de las pasas es lo que le da la gracia a este postrecito tan nuestro.


10. Las medialunas de manteca secas
Así se debe ver una verdadera medialuna de manteca: suavecita y esponjosa.
Y lo mismo va para el pan pebete. No hay nada más rico que un buen pebete de jamón y queso, pero el pan debe ser ultra tierno y jamás seco.


11. Confundir un asado con una barbacoa o hacerlo en parrilla a gas…
Señores, así es como se debe hacer un asado: ¡con leña o carbón!



12. Ponerle soda a un buen vino… ¡o hielo al vino tinto!
¡No no no!


13. Intentar fusionar lo imposible, como el asado y el sushi.
Y no es chiste...

Fuente
Matador.network – 28 de Diciembre de 2.017
https://matadornetwork.com/es/pecados-contra-la-comida-argentina-que-no-podes-cometer-jamas/

No hay comentarios:

Publicar un comentario