Un espacio destinado a fomentar la investigación, la valoración, el conocimiento y la difusión de la cultura e historia de la milenaria Nación Guaraní y de los Pueblos Originarios.

Nuestras culturas originarias guardan una gran sabiduría. Ellos saben del vivir en armonía con la naturaleza y han aprendido a conocer sus secretos y utilizarlos en beneficio de todos. Algunos los ven como si fueran pasado sin comprender que sin ellos es imposible el futuro.

jueves, 16 de septiembre de 2021

Arte Boruca



Los Boruca (también conocidos como Brunca, Brunka o Brunkajc) son un pueblo indígena centroamericano nativo de costa Rica La tribu tiene aproximadamente 2000 miembros, la mayoría de los cuales viven en un territorio en la provincia de Puntarenas al sureste del país .Los antepasados de los boruca modernos constituyeron un grupo de pueblos que gobernaron la mayor parte de la península de Osa.

Al igual que sus precursores, los Boruca son conocidos por sus artesanías, especialmente tejidos, y sus singulares máscaras pintadas en madera de balsa. Estas máscaras son importantes en la ceremonia anual del Juego de los diablitos de Boruca, que se celebra cada fin de año desde la época colonial. La fiesta representa la lucha entre los diablitos (el pueblo boruca) y los conquistadores españoles y va acompañada de comidas, como cerdo, tamales y la bebida tradicional: la "chicha".
















Lo Mejor...



El mejor maquillaje es una sonrisa,
la mejor joya es la humildad,
la mejor ropa es la actitud
y la mejor medicina es el Amor...

Mauricio Sol

Educar - Escuela Intercultural Bilingue Jasy Porã


"Educar para comprender las matemáticas o cualquier disciplina es una cosa, educar para la comprensión humana es otra; ahí se encuentra justamente la misión espiritual de la educación: enseñar la comprensión entre las personas como condición y garantía de la solidaridad intelectual y moral de la humanidad.

Edgar Morin

Escuela Intercultural Bilingüe 941 Jasy Porã
16 de Septiembre de 2021.








16 de Septiembre Dia Internacional de la Preservación de la Capa de Ozono


El 16 de Septiembre de 1987 se firmó el Protocolo de Montreal relativo a las sustancias que agotan la capa de ozono. En conmemoración a este acto, la Asamblea General de la ONU proclama cada 16 de septiembre  como el Día Internacional de la Preservación de la Capa de Ozono.

¿Qué es la capa de ozono?
La capa de ozono es una franja de gas muy frágil que protege la vida en el planeta, de los efectos nocivos de los rayos solares y que está en peligro por el uso que se hizo durante años de determinados productos químicos.

Un esfuerzo internacional conjunto ha permitido la eliminación y reducción del uso de estas sustancias que agotaban la capa de ozono y en la actualidad se ha reducido considerablemente la radiación ultravioleta del sol que llega a la Tierra protegiendo la salud humana y los ecosistemas.

¿Por qué es tan importante la capa de ozono?
La fórmula química del ozono es O3. El ozono se encuentra en su mayor parte en la parte superior de la atmósfera, entre 10 y 40 Km. sobre la superficie terrestre, en la zona de la estratosfera.

El ozono de la estratosfera se encarga, entre otras cosas, de absorber gran parte de la radiación ultravioleta del Sol, que es dañina para la vida. Por eso es fundamental preservar esta capa de ozono.

Hay, sin embargo, un ozono que se considera dañino y es el que se encuentra en exceso en la superficie de la Tierra y que es perjudicial para los seres vivos.

El término "agujero del ozono" apareció en un artículo científico del British Antarctic Survey en mayo de 1985, hablando sobre la problemática de la destrucción de la capa de ozono.

La imagen de satélite del agujero de ozono se ha convertido en un símbolo mundial de esta amenaza ambiental que ha ayudado a movilizar apoyo público para el Protocolo de Montreal.

Los fundamentos y orígenes de la ecología profunda

“La ecología profunda es una guía filosófica y práctica que se opone a la destrucción de la naturaleza por el materialismo y el consumismo. Sostiene que la humanidad debe cambiar su perjudicial estilo de vida o se destruirá a sí misma, al Medio Ambiente y al resto de seres vivos.”


Una filosofía de vida
Algunos activistas ya apoyan la filosofía de la ecología profunda y la utilizan como una base para el cambio. Como guía para el crecimiento personal, la ecología profunda invita a cada individuo a relacionarse e identificarse con todas las criaturas vivientes. De esa manera no solo se estará protegiendo a otras especies y ecosistemas, sino que mediante la práctica consiente de la ecología profunda, el ser humano podría salvarse a sí mismo, dado que ningún ser vivo puede considerarse como un objeto aislado, sino que todos y cada uno forman parte de la Naturaleza.
Esta filosofía se opone a la explotación y destrucción del mundo natural y brega por minimizar el impacto humano, apelando a la premisa de que, si no se cambian nuestros valores y costumbres básicas se seguirá destruyendo la biodiversidad e indirectamente a la humanidad.

Arne Naess


La ecología profunda está asociada principalmente con el filósofo noruego Arne Naess (1912 - 2009) y la calificación de “profunda” se refiere a un cuestionamiento fundamental de las actitudes humanas hacia la Naturaleza.
La ecología profunda surge en el mundo anglosajón como corriente filosófica a finales de los años sesenta, vinculada con la revolución ecologista y los movimientos contraculturales de la época. Según el propio Naess, creador del término, la ecología profunda o de amplio alcance (deep, long-range ecology) se distingue de la ecología superficial o de corto alcance (shallow, short-range ecology) en un cuestionamiento más hondo de las causas y fundamentos de la crisis ecológica. Partiendo del reconocimiento del valor inherente de la diversidad ecológica y cultural de todos los seres vivos, su enfoque no se limita a aquello que pone en peligro el bienestar o la supervivencia de la especie humana. La ecología profunda declara la interdependencia fundamental entre todos los fenómenos y el hecho de que, como individuos y como sociedades, estamos inmersos en (y finalmente dependientes de) los procesos cíclicos de la naturaleza. Implica, pues, una visión holística o ecocéntrica compartida por muchas tradiciones espirituales de Oriente y Occidente.
Pero más allá de consideraciones místicas, según el físico teórico Fritjof Capra, uno de sus más célebres seguidores, el marco conceptual de la ecología profunda es coherente con los descubrimientos científicos del s. XX, que, sin pretender ofrecer una comprensión completa y definitiva de las leyes naturales, han socavado los pilares de la mecánica newtoniana y el paradigma cartesiano que impregnan la economía, la sociedad y la cultura. Capra advierte que “las distintas facetas de la crisis son facetas de una misma crisis de percepción”, “de una visión del mundo como un sistema mecánico compuesto de piezas, del cuerpo humano como una máquina y de la vida en sociedad como una lucha competitiva por la existencia”, perspectivas ya superadas por el ecologismo y la vanguardia científica.



Los ocho principios de la ecología profunda

Naess y sus colegas propusieron ocho principios para formar la base del pensamiento de la ecología profunda. Su intención era que estos pilares fueran universales, sin distinción de filosofías, políticas o religiones.

1. Todas las criaturas en la Tierra tienen su propio valor intrínseco.
2. La diversidad de los seres vivos, desde el más simple al más complejo, contribuye a la riqueza de la vida.
3. Los seres humanos deben utilizar a otros seres, sólo para satisfacer sus necesidades más básicas.
4. La salud y supervivencia de los no humanos depende de la disminución del número de seres humanos.
5. La interferencia humana con el mundo y su Medio Ambiente es excesiva y tiende a empeorar.
6. La política humana (economía, tecnología e ideología) debe cambiar radicalmente.
7. La calidad de vida es más importante que el nivel de vida.
8. Todo ser humano que cree en estos puntos debe trabajar por el cambio. Dado que la gran mayoría de las personas desconocen la existencia o ignoran los principios de la ecología profunda, muchos la han clasificado como una filosofía “fallida” o ineficaz para proteger la vida y el Medio Ambiente.

Fuente: Blog del Proyecto Lemu - 14 de Septiembre de 2021.

Septiembre es tiempo del Ara Pyau: el año nuevo Guaraní

Cuando comienzan a florecer los árboles, los pueblos originarios agradecen a Dios por la cosecha y piden por las próximas plantaciones. También es el momento donde los niños reciben sus nuevos nombres.


Las comunidades mbya guaraní están de festejo. Durante el mes de septiembre y los primeros días de octubre, los pueblos originarios de Misiones celebrarán durante varios días el Ara Pyau, año nuevo guaraní. “Cuando las heladas se retiran y comienzan a florecer los árboles, es tiempo del Ara Pyau. Es un momento de mucha espiritualidad”, contó a PRIMERA EDICIÓN el cacique de la comunidad Ysyry de Colonia Mado, Dalmacio Ramos.

A pesar de que cada comunidad elige el día del festejo, el cacique aseguró que la modalidad del mismo es igual para todas. En el caso de Ysyry, la celebración será el 15 y 21 de septiembre, y los primeros días de octubre.




Momento para agradecer

La celebración del año nuevo guaraní “es un preparativo más para el buen vivir. Se agradece a Dios por la vida, por la cosecha y se pide también por las próximas plantaciones”, explicó.

Al tener un fuerte componente espiritual, uno de los ejes centrales de la ceremonia es la bendición de las semillas, las ramas y las primeras frutas del monte. Este ritual, según explicó Ramos, se hace con agua, con brotes, con cáscara de cedro y la pluma de loro. También se hacen velas con cera de yateí (abeja) que los hombres recogen en el monte y se prepara un tatá pyahú (fuego nuevo) con la varilla de la hoja de pindó que sirve para los fogones de las casas y también tiene el sentido de que “todo vuelve a renovarse”.

A pesar de que se bendicen todos los frutos y semillas, la del maíz es la más destacada por los guaraníes en esta celebración. Por ello, es la única que se sacraliza en el Opy (templo).

“Para nosotros el maíz tiene un significado espiritual fundamental porque según nuestros abuelos, fue el maíz con el que se alimentó a mujeres y hombres”. De ahí su nombre ‘avachi’. “’Ava’ significa hombre, y ‘chi’, pedazo del hombre”.


Bautismo

Además de las semillas, durante la celebración se bendice a los hombres, mujeres, niños y animales. También es tiempo de bautismo: “en esos días, los niños y niñas de las comunidades recibirán sus nombres verdaderos, sus mbya”.

Fuente: Diario Primera Ediciòn - Posadas - 13 de Septiembre de 2021
https://www.primeraedicion.com.ar/nota/100496565/septiembre-es-tiempo-del-ara-pyau-el-ano-nuevo-guarani/?fbclid=IwAR0sWmgIcZ4H7oWiPwfO1688DxWOdVBqG2D5goSSexpV6tL-oFQKSQfMCXE


Más de 230 revistas médicas piden acciones urgentes frente a crisis climática



Mediante un texto conjunto sin precedentes, 233 revistas de salud pública publicaron, este lunes 6 de septiembre, una editorial en la que se pide a los líderes mundiales que tomen medidas de emergencia para transformar las sociedades y limitar el calentamiento global, restaurar la biodiversidad y proteger la salud de la humanidad.



Entre las revistas participantes destacan The Lancet, The British Medical Journal, East African Medical Journal, Chinese Science Bulletin, New England Journal of Medicine, International Nursing Review, National Medical Journal of India, Revista de Saúde Pública (Brasil) y Medical Journal of Australia. Es la primera vez que tantas publicaciones se unen para publicar la misma editorial.
En su declaración, advierten de que los objetivos anunciados para reducir las emisiones de gases de gases de efecto invernadero no son suficientes y deben combinarse con planes que resulten realistas a corto y medio plazo. Para ello, instan a medidas como el rediseño de los sistemas de transporte, las ciudades, los sistemas de producción y la distribución de alimentos, los mercados de inversión financieros y los sistemas de salud.
Según las revistas firmantes, «dichas inversiones producirán enormes beneficios positivos: incluidos la creación de empleos de alta calidad, la reducción de la contaminación ambiental, el aumento de la actividad física y la mejora de las viviendas y la nutrición». «Una mejor calidad del aire por sí sola generaría beneficios para la salud que compensarían fácilmente los costos mundiales de la reducción de las emisiones», añaden.
En este sentido, agregan que «Estamos unidos en reconocer que solo cambios fundamentales y equitativos en las sociedades revertirán nuestra trayectoria actual» y que “La mayor amenaza para la salud pública mundial es el continuo fracaso de los líderes mundiales para mantener el aumento de la temperatura global por debajo de 1,5 ° C y restaurar la naturaleza».
A su vez, el texto sostiene que solo se puede lograr una acción mundial suficiente si los países de altos ingresos hacen mucho más por apoyar al resto del mundo y también para reducir su propio consumo. Según afirman, esto pasa por aumentar la financiación en materia climática y dirigir los esfuerzos a dos focos: la mitigación y la adaptación –que también incluye mejorar los sistemas de salud–.
“Pedimos contribuciones equitativas por medio de las cuales los países más ricos del mundo hagan más para compensar el impacto que provocan sus acciones en el clima, a partir de ahora y con continuidad en el futuro», señaló Lukoye Atwoli, editor jefe de East Africa Medical Journal.”

Fuente: Blog del Proyecto Lemu - 11 de Septiembre de 2021.


Puedes soñarlo, puedes hacerlo...

Algunos tips para poner en práctica:

1-Visualiza tu objetivo: Desde llevar una vida saludable, pasando por aprender un nuevo idioma hasta estudiar una carrera de grado. Cualquiera sea tu meta o lo que quieras lograr, por más pequeña o más grande que sea, debes primero visualizarla. Y cuando hablamos de visualización, nos referimos a imaginarte con ese objetivo alcanzado. ¿Cómo te sentirás? Seguramente muy feliz, y eso te va a impulsar a lograrlo.

2-De menor a mayor: ¡Sueña en grande! pero establece pequeñas metas u objetivos menores que serán tus pasos hacia la meta final. De esta manera, tus grandes aspiraciones serán realistas, y te permitirán mantenerte activa, enfocada, y con motivación.

3-Día por día: Todos los días haz algo que te sume un granito de arena hacia lo que quieres, no importa si es muy pequeño. Recuerda que no importa que camines lento, mientras no te detengas.

4-Herramientas: Busca herramientas que puedan ayudarte, sobretodo en el momento de inspiración.

5-Rodéate de gente que sume: Familia, amigos y personas que puedan ayudarte en este camino. Nadie logró nada solo.

Fuente: Blog Aprendiendo a Vivir. 

Comentarios

La extinción del lenguaje provoca la pérdida de conocimientos medicinales únicos



La proclamación de las Naciones Unidas de 2022 a 2032 como el Decenio Internacional de las Lenguas Indígenas tiene como objetivo aumentar la conciencia mundial sobre su peligro y la importancia para el desarrollo sostenible. Las lenguas indígenas contienen el conocimiento que las comunidades tienen sobre las plantas circundantes y los beneficios que brindan.


Aquí, encontramos que la mayor parte del conocimiento medicinal es lingüísticamente único, es decir, conocido por un solo idioma, y está más fuertemente asociado con idiomas amenazados que con plantas amenazadas. Por lo tanto, cada lengua indígena es una reserva única de conocimiento medicinal: una piedra Rosetta para desentrañar y conservar las contribuciones de la naturaleza a las personas.

Podría parecer que, en la era de la información, todo está registrado. Nada más lejos de la realidad. Entre el 73% y el 91% del conocimiento de los servicios medicinales de las plantas (sus propiedades farmacológicas y terapéuticas) de regiones de América del Norte, la Amazonia y Nueva Guinea corre el riesgo de desaparecer porque solo los conocen los indígenas de cada zona y no hay más registro que sus voces. Si muere su lengua (más del 30% de las 7.400 del mundo ya no se hablarán a finales de siglo, según la Unesco), desaparece el conocimiento que guarda.

Un estudio publicado en la revista PNAS por Rodrigo Cámara Leret y Jordi Bascompte, del departamento de Biología Evolutiva y Estudios Ambientales de la Universidad de Zúrich, ha identificado, en estas tres regiones 12.495 servicios medicinales de las plantas, de los que el 75% son solo conocidos en una lengua. Y “cada dos semanas”, según la directora general de la Unesco, Audrey Azoulay, “desaparece una en el mundo”. Ante esta emergencia, Jordi Bascompte lamenta: “Es como una biblioteca quemada, como amputar una extremidad. Estamos perdiendo oportunidades terapéuticas”.

Cámara Leret pone algunos ejemplos del potencial farmacológico de las plantas conocidos por los indígenas: los integrantes del pueblo Cubeo de la Amazonia utilizan los tallos y raíces de la Connarus ruber como “barbascos” o “matapeces” para pescar porque las plantas tienen metabolitos que interfieren en la respiración branquial del pez. Los tucanos del Río Negro de Brasil recurrían para cazar a las propiedades anestésicas de la corteza de la Leptolobium nitens, que usaban como ingrediente del curare (veneno para las flechas). Los siona, habitantes de las riberas del río Putumayo, entre Colombia y Ecuador, usan el látex lechoso de la Euphorbia hirta para tratar infecciones fúngicas en los pies.

El botánico recuerda que el conocimiento indígena ha servido para el desarrollo de fármacos, aunque calcula que menos de un 10% ha pasado por estudios farmacológicos o ensayos. La vinblastina, utilizada en el linfoma de Hodgkin, en el cáncer de pulmón de células no pequeñas, y en los de mama, cabeza, cuello y testicular, fue aislada por Robert Noble y Charles Thomas Beer de la planta Catharanthus roseus de Madagascar. Es un caso frente a miles de posibles opciones terapéuticas que están en peligro de quedar enterradas.

Los dos investigadores han recogido, por primera vez, datos de hasta 3.597 especies de plantas medicinales e identificado 12.495 servicios medicinales (combinación de una especie vegetal y una subcategoría medicinal, como Ficus insipida y sistema digestivo) asociados a 236 lenguas indígenas. Cámara Leret advierte: “Es solo la punta del iceberg. Mucho conocimiento medicinal está contenido en idiomas que están en peligro de extinción”. Las conclusiones del estudio avalan la afirmación: “La singularidad del conocimiento indígena asociado a lenguas amenazadas sugiere que la pérdida de estas será aún más crítica para la extinción del conocimiento medicinal que la pérdida de biodiversidad”.

La amenaza es doble, según la investigación. Por una parte, el desuso lingüístico está fuertemente asociado a la disminución de los conocimientos indígenas sobre las plantas. Por otra parte, el cambio climático global limita la extensión geográfica de muchas especies y cultivos endémicos utilizados por el hombre. El trabajo concluye: “Juntas, la extinción del lenguaje y la reducción de las especies útiles en el próximo siglo, pueden limitar el potencial completo de las contribuciones de la naturaleza a las personas y el descubrimiento de usos imprevistos”.

La única salvaguarda de este conocimiento es que en algunos casos se comparte oralmente con otros grupos indígenas que hablan otros idiomas. Pero es insuficiente porque estos también están amenazados. Por esta razón, los investigadores consideran “prioritario” un esfuerzo de documentación.

Cámara Leret añade como estrategias el fortalecimiento de los idiomas indígenas y la realización de registros participativos. Para Jordi Bascompte, “la documentación de las especies en relación con sus usos sería como la piedra de Rosetta [el fragmento de roca con grabados en tres escrituras que permitió comprender la cultura del Antiguo Egipto], la llave de nuevas terapias”.

La antropóloga Victoria Reyes, elegida miembro de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos e investigadora de la Institución Catalana de Investigación y Estudios Avanzados (ICREA), destaca del trabajo de los dos científicos españoles, del que no forma parte, “la idea de que cada una de las diferentes culturas del mundo ha desarrollado un sistema de conocimiento único”: “Estos sistemas de conocimientos están codificados en sistemas lingüísticos, por lo que cuando se pierde una lengua, con ella se pierden también muchas otros elementos. El estudio se centra en el conocimiento medicinal, pero probablemente encontraríamos la misma asociación si mirásemos cómo la pérdida de una lengua afecta a la pérdida del conocimiento de técnicas de cultivo, el conocimiento de plantas alimenticias o el conocimiento de interacciones entre elementos de la naturaleza, por citar algunos”.

Reyes amplía la relevancia de las conclusiones: “Un aspecto que este artículo menciona solo tangencialmente, pero que es fundamental, es la importancia de entender que la diversidad biológica y cultural van unidas, por lo que la pérdida de lenguas, sabiduría medicinal y otros conocimientos tradicionales tiene efectos directos en la pérdida de especies o ecosistemas, del mismo modo que la pérdida de diversidad biológica tiene efectos en la pérdida de diversidad cultural”.

“Los resultados de este estudio”, concluye la antropóloga, “son solo un ejemplo de cómo la pérdida de diversidad biocultural destruye las muchas formas en las que la especie humana ha aprendido a vivir en el planeta. Más allá del conocimiento médico, como explica esta investigación, la pérdida de la diversidad biocultural reduce la capacidad de adaptación de la especie humana y, en concreto, la capacidad de encontrar soluciones a los problemas ambientales a los que nos enfrentamos”.

Por El Orejiverde
Fuente: https://elpais.com/ciencia/2021-06-11/el-conocimiento-medicinal-indigena-se-extingue-sin-dejar-rastro.html
https://www.pnas.org/content/118/24/e2103683118
Fecha: 25/6/2021

La Ruta del Té en Misiones: un viaje cultural de aromas, sensaciones y sabores



La Ruta del Té en Misiones es un atractivo singular que invita a una experiencia inigualable, donde se puede degustar de un té de calidad y probar diferentes sabores deleitando el paladar, dentro de un entorno natural de sueño acompañados del mudo testimonio de vivencias, historias familiares y trabajo.

Esta provincia argentina gracias a su clima y disposición del terreno, ofrece la facilidad para el cultivo de una planta milenaria: la camellia sinensis.

En la ciudad de Oberá (Misiones), dentro del predio de los Campos de Té de Camellias Golf, por la Ruta Nacional nº 14 a la altura del km 886.50, se encuentra la Ruta del Té, un lugar único por su paisaje, sus plantaciones y su historia.

De la mano de Carolina Okulovich, propietaria y gerente de Camellias Golf, su familia y un equipo de profesionales logran amalgamar la producción de té con el turismo y ofrecer un producto exclusivo lleno de experiencias para vivir y conocer.

La primera pregunta es, ¿cómo llega a Misiones el té, cuyo origen es chino? Las respuestas a ésta y otras preguntas nos contesta la Lic. Silvana Vera en una entrevista donde fui atendida de manera atenta y cordial en un entorno casi mágico, rodeado de la naturaleza, saboreando un té frío, exquisito y refrescante, que siempre viene bien en estos calurosos días de verano por estas latitudes.

“En el año 1923, cuenta Silvana, llegó un sacerdote ucraniano de nombre Tijón Hnatiuk a una localidad llamada Tres Capones en la provincia de Misiones, trayendo semillas de camellia sinensis como obsequio para su familia. Su hermano Wladimir se encargó de sembrarlas y de las cuales  obtuvo varias plantas y las pudo multiplicar. Lo que dio origen en los años 30 a una buena cantidad de plantaciones de té. Ya para los años 50 empieza  a ser un producto que se planta masivamente.”

La siguiente pregunta, ¿Qué es la Ruta del Té? “Es una marca registrada donde el visitante puede conocer en profundidad la cultura del té, desde la plantación, pasando por todo el proceso productivo hasta que se sirve en una taza para degustarlo.”

La entrada de bienvenida al emprendimiento es un paisaje sin igual con las plantaciones de té a un costado y un hermoso lago del otro, rodeado de árboles que se elevan desde el característico suelo rojo misionero.  Siguiendo el camino, se llega al corazón del complejo donde destaca una construcción de madera al estilo inglés que data del año 1890 y que perteneció a una familia inglesa. La casa fue restaurada y funciona como sector de degustación y venta de los productos allí elaborados.



La casa del té invita al disfrute, la reflexión y el descubrimiento, ya que en ella se puede percibir la historia vivida a través de sus paredes, muebles y vajillas; asimismo la mesa vestida tan delicada y sofisticadamente hace que la degustación sea un verdadero ritual ceremonial. 

En el lugar hay además unos Jardines de Té, donde se pueden aprender sobre los métodos y tipos de recolección de las hojas; y una fábrica a escala donde se realiza la elaboración del té en hebras.


Ante la pregunta: ¿cómo pasó de propiedad del matrimonio inglés a lo que hoy es la Ruta del Té?, Silvana respondió que, “en el año 1931 desde Rusia llega a la Argentina, Basilio Okulovich y se instala a 20 km de la ciudad de Oberá en Campo Viera (Misiones) y con arduo trabajo, en una tierra bendecida, comienza a plantar las semillas de camellia sinensis, tarea que pasa de padres a hijos logrando ser uno de los mayores productores de té en América y exportadores a distintos países como EEUU, Chile, Alemania, Kenia y Países Bajos. Hace 5 años la propietaria original del lugar donde nace la Ruta del Té, debido a su avanzada edad, decide vender y es comprada por la familia Okulovich, quien continúa con la producción de esta planta milenaria y además apuesta a la elaboración de un té gourmet, un té en hebras de mejor calidad y elaboración.”

Ante la consulta de ¿cuáles son las actividades que se desarrollan, ahora en tiempo de pandemia?, Silvana respondió: “nuestras actividades están pensadas y elaboradas en función del tiempo y el interés de los visitantes. De las 6 actividades que ofrecemos: Momentos de té, Degustación, Visitas, Día de té, Almuerzo 3 pasos y Elaborar tu propio té, no estamos realizando los 2 últimos, ya que no encuadran dentro de ningún protocolo de seguridad. Sí los anteriores, donde se puede cumplir con el uso del barbijo, el distanciamiento social, las actividades al aire libre y los grupos pequeños. Además, estamos trabajando con agencias de viajes para una mejor organización en las reservas.”

En conclusión, la Ruta del Té es un lugar único en Misiones donde el visitante puede disfrutar de la naturaleza, realizar actividades al aire libre, conectarse con la cultura del té (su historia y tradiciones), consumir la infusión desde sus diferentes matices en una experiencia sensorial única, pudiendo asimismo descubrir las distintas variedades del té y sus blends2; a través de ella percibir la suavidad de un té verde muy fresco con flores de jazmín y frutas tropicales como el mango o un té negro terroso, más intenso con un poco de canela, frutos rojos, yerba mate y hojas de oliva, por mencionar algunas mezclas que la casa recomienda.


Fuente: Entorno Turistico - Escrito por la Licenciada Cristina Britez el 3 de Marzo de 2021

https://www.entornoturistico.com/la-ruta-del-te-en-misiones-un-viaje-cultural-de-aromas-sensaciones-y-sabores/