Un espacio destinado a fomentar la investigación, la valoración, el conocimiento y la difusión de la cultura e historia de la milenaria Nación Guaraní y de los Pueblos Originarios.

Nuestras culturas originarias guardan una gran sabiduría. Ellos saben del vivir en armonía con la naturaleza y han aprendido a conocer sus secretos y utilizarlos en beneficio de todos. Algunos los ven como si fueran pasado sin comprender que sin ellos es imposible el futuro.

domingo, 11 de marzo de 2018

11 de Marzo de 1641, la épica Batalla de Mbororé


Arroyo Acaraguá, otro de los escenarios de la Batalla de Mbororé

Investigación Esteban Snihur

Quizá no haya en Misiones un lugar más mítico en el río Uruguay que el de la Batalla de Mbororé, conocido precisamente como "La Vuelta de Mbororé". Quizás no haya otro hecho histórico territorio misionero sobre el cual más mitos y leyendas se hayan generado.

La "Vuelta de Mbororé" es el sitio donde en el mes de Marzo del año 1641 se produjo en pleno río Uruguay el choque entre la fuerza naval bandeirante, compuesta por 2.700 hombres, y la fuerza naval misionera, que sumada a la fuerza terrestre llegaba casi a los 4.000 guaraníes. El río allí tiene un mínimo de 400 metros de ancho y allí esperaron los guaraníes a que los bandeirantes doblaran la vuelta del río para hacerles frente.

Por otra parte no fue casualidad que los misioneros eligieran ese sitio para esperar a los bandeirantes y presentarles batalla. Es el único en toda una zona costera de más de 3 kilómetros de extensión al norte de San Javier con un terreno con barrancas mínimas hacia el río y con una superficie lo suficientemente llana y apropiada para contener una tropa de cerca de 4.000 guaraní - misioneros por más de un año en espera, con todas las dificultades logísticas que ello implicaba. El sitio de acantonamiento de las huestes guaraníes se denominó "el Real de Mbororé" y se ubicó estratégicamente en una zona de chacras de cultivo y de cría de ganado costera al río Uruguay, asegurándose con ello los suministros para la población acantonada en el lugar.


1: Lugar conocido como la "Vuelta de Mbororé". Fue el sitio al que se atrajo a los bandeirantes para enfrentarlos en el río y obligarlos a desembarcar en el territorio, donde las tropas terrestres los esperaban. La zona era parte de la jurisdicción de la reducción de San Javier y era conocida como "las chácaras de Mbororé". Allí los pobladores de San Javier tenían sus campos de cultivo y ganados.Además es el único lugar de la costa en toda la zona que no posee barranco altos sobre el río, lo que permite un rápido acceso al mismo. Además las características del terreno eran, por sus particularidades topográficas, el lugar más adecuado para contener un campamento de cerca de 4.000 guaraníes soldados durante casi un año, con toda la logística que ello implicaba.
2: Lugar donde se asentó provisoriamente la reducción de Nuestra Señora del Acaraguá luego de que abandonara su ubicación fundacional, en la margen derecha del arroyo homónimo, ante el peligro de la avanzada bandeirante. Tanto esta reducción como la de San Javier fueron claves en toda la logística necesaria para sustentar a las tropas misioneras acantonadas en la zona durante casi un año. Luego de la Batalla la reducción de Nuestra Señora del Acaraguá tendrá un nuevo traslado, el cual dará origen a la reducción de La Cruz, en la actual Provincia de Corrientes (Argentina). En el lugar quedará únicamente, como un hito recordatorio de la épica batalla, la "Capilla de Mbororé".
3: Lugar en que se asentaba la reducción de San Francisco Javier.
Gentileza:Esteban Snihur
En este sector la batalla fue estrictamente naval. En la zona dos arroyos de importante caudal desembocan en la ribera derecha del Uruguay y todo indica que las barras de los mismos sirvieron para el resguardo de las canoas y barcazas guaraníes que aguardaron allí para zarpar sorpresivamente y caer en medio del río sobre los bandeirantes.

Luego del episodio naval, los bandeirantes fueron obligados a desembarcar sobre la costa derecha del río, momento a partir del cual se comenzaron a generar los episodios terrestres de la batalla.

Aunque se presenta comúnmente al evento naval como lo más relevante de la Batalla, fue sin embargo solo un episodio que tuvo como único fin obligar a los bandeirantes a desembarcar e internarse en la orilla derecha del río, donde la victoria misionera estaba asegurada. Para los bandeirantes era un terreno desconocido, pero para los misioneros no y este factor fue aprovechado al máximo por los guaraníes.

1: Zona en que estuvo establecida la reducción de Nuestra Señora de la Asunción del Acaraguá (1630-1639)
2: Lugar en que los bandeirantes habían establecido a mediados de 1640 su "palizada del Acaraguá". Campamento y base de operaciones desde donde planificaron el avance por el río hacia la "Vuelta de Mbororé". 
3: Arroyo Acaraguá.
Gentileza:Esteban Snihur
Desde un año antes, previendo la invasión, se había armado todo un sistema de defensas y trampas para emboscar a los bandeirantes en su huída por la selva costera al río. Este sistema defensivo se extendió desde la "Vuelta de Mbororé" hasta la "palizada del Acaraguá" (actualmente Barra Bonita), lugar este último donde desde mediado de 1640, en los meses previos a la batalla, los bandeirantes habían establecido su campamento base.

Durante varios meses, pudiendo ser atacados en la "palizada del Acaraguá", no se decidió por esa opción. Inclusive la cercana reducción de Nuestra Señora de la Asunción del Acaraguá, que se hallaba allí muy cerca, en la otra orilla del arroyo Acaraguá, fue trasladada de ese sitio, alejándola del peligro, más al sur, a la zona de Mbororé, sobre la margen derecha del arroyo Once Vueltas. El objetivo fue, como lo cuenta el P. Ruyer, un testigo presencial de los hechos, vaciar el territorio y obligar a los bandeirantes a bajar por el río con sus embarcaciones, para así enfrentarlos en un terreno en que la victoria estaría asegurada. Y ese lugar era la "Vuelta de Mbororé".

El Peñón de Mbororé: Aunque ningún documento histórico conocido menciona a este sitio como parte de algunos de los episodios de la Batalla de Mbororé, es muy probable que aprovechando su altura se haya establecido en los meses previos a la batalla algún puesto de vigilancia sobre el río. Actualmente en la cima del peñón se hallan placas conmemorativas de la batalla, además de los mástiles con las banderas de Argentina y de la Provincia de Misiones.
Gentileza:Esteban Snihur
Lo ocurrido el 11 de marzo de 1641 fue tan solo el inicio de una batalla que se extendería por más de una semana y terminaría convirtiéndose en una encarnizada persecución desatada contra los portugueses hasta los mismos Saltos del Moconá. Los intentos de los bandeirantes por imponerse terminaron en una desesperada fuga por la selva, donde se dieron escaramuzas y fundamentalmente dos grandes batallas: la primera cuando los bandeirantes buscaron el cruce del arroyo Once Vueltas, donde fueron sorprendidos por centenares de guaraníes que los estaban esperando con un sistema de fortificaciones de zanjas o trincheras. Y finalmente, el golpe final, cuando los sobrevivientes del cruce del arroyo Once Vueltas buscaron cruzar el arroyo Acaraguá, en un intento de llegar a la "palizada del Acaraguá". Allí fueron sorprendidos por otra guarnición guaraní que estaban a la espera y fue este el golpe final a los bandeirantes. A partir de allí fue la fuga descontrolada. Un grupo tomó el camino hacia los saltos del Moconá, mientras otro grupo siguió más al norte buscando el cauce del río Iguazú, con una sola meta, llegar vivos a San Pablo, de donde habían partido un año antes sedientos de guaraníes para esclavizar.

La Batalla de Mbororé cerraba un ciclo histórico y abría otro, el ciclo de la consolidación territorial de las misiones jesuítico-guaraní.

Investigación
Esteban Snihur
Profesor y Licenciado en Historia, egresado de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Misiones. Oriundo de la ciudad de Apóstoles, es autor del libro De Ucrania a Misiones, una Experiencia de Transformación y Crecimiento. Ex docente de la Cátedra Historia Regional I en el Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la UNaM. Es Miembro de la Junta de Estudios Históricos de Misiones. Investigador del pasado regional y docente en la Escuela Superior de Comercio Nro. 3 y en el Instituto Cristo Rey de Apóstoles.

Desembocadura del arroyo Once Vueltas o Mbororé en el río Uruguay. Escenario de uno de los episodios épicos de la Batalla de Mbororé.


No hay comentarios:

Publicar un comentario