Un espacio destinado a fomentar la investigación, la valoración, el conocimiento y la difusión de la cultura e historia de la milenaria Nación Guaraní y de los Pueblos Originarios.

Nuestras culturas originarias guardan una gran sabiduría. Ellos saben del vivir en armonía con la naturaleza y han aprendido a conocer sus secretos y utilizarlos en beneficio de todos. Algunos los ven como si fueran pasado sin comprender que sin ellos es imposible el futuro.

miércoles, 31 de diciembre de 2014

Ñanderu, el Creador – Cosmovisión Guaraní



Que Ñanderu ilumine nuestros caminos y seamos capaces de renovar cada instante de nuestras vidas y podamos hacer posible una vida más humana y justa donde a nadie le falte el pan en una TIERRA TAN RICA Y MADRE como es nuestro TEKOHA. 


Ñanderu (El Creador)

Ñanderu
ilumina nuestro camino
y nuestras vidas:
Que mi corazón florezca 
que mi alma resplandezca,
el amor fluya,
y nuestra terruño se alegre.

Ñanderu
ilumina nuestro camino
y nuestras vidas:
que nazca una vida limpia,
y se florezca la felicidad
para alcanzar la real libertad
y brille nuestra vida.

Yvoty Potyjera

La sabiduría del tiempo…



Algunas veces es preciso silenciarse, salir de la escena y esperar que la sabiduría del tiempo termine el espectáculo...


Guardianes de Atinis



martes, 30 de diciembre de 2014

De corazón a corazón...



Fotografía: Enfoque Gerardo





La enseñanza que deja 





huellas es la que se da de 





corazón a corazón…



lunes, 29 de diciembre de 2014

Muere lentamente - Pablo Neruda


Muere lentamente
quien se transforma
en esclavo del hábito,
repitiendo
todos los días
los mismos trayectos.

Quien no cambia de marca,
no arriesga vestir
un color nuevo
y no le habla
a quien no conoce

Muere lentamente
quien hace
de la televisión su gurú.

Muere lentamente
quien evita una pasión,
quien prefiere
el negro sobre blanco
y los puntos sobre las “íes”
a un remolino de emociones,
justamente las que rescatan
el brillo de los ojos,
sonrisas de los bostezos,
corazones a los tropiezos
y sentimientos.

Muere lentamente
quien no voltea la mesa
cuando está infeliz
en el trabajo,
quien no arriesga
lo cierto por lo incierto
para ir detrás de un sueño,
quien no se permite
por lo menos una vez en la vida,
huir de los consejos sensatos.



Muere lentamente
quién deja escapar un posible amor,
con tal de no hacer el esfuerzo
de hacer que éste crezca.
Muere lentamente
quien no viaja,
quien no lee,
quien no oye música,
quien no encuentra
gracia en si mismo.

Muere lentamente
quien destruye su amor propio,
quien no se deja ayudar.

Muere lentamente,
quien pasa los días quejándose
de su mala suerte
o de la lluvia incesante.

Muere lentamente,
quien abandonando
un proyecto
antes de empezarlo,
el que no pregunta
acerca de un asunto
que desconoce
o no responde
cuando le indagan
sobre algo que sabe.

Evitemos la muerte
en suaves cuotas,
recordando siempre
que estar vivo
exige un esfuerzo
mucho mayor
que el simple hecho
de respirar.

Solamente
la ardiente paciencia
hará que conquistemos
una espléndida felicidad.

Trenzarse el pelo


Decía mi abuela que cuando una mujer se sintiera triste lo mejor que podía hacer era trenzarse el cabello; de esta manera el dolor quedaría atrapado entre los cabellos y no podría llegar hasta el resto del cuerpo; había que tener cuidado de que la tristeza no se metiera en los ojos pues los harìa llover, tampoco era bueno dejarla entrar en nuestros labios pues los obligaría a decir cosas que no eran ciertas, que no se meta entre tus manos- me decía- porque puedes tostar de más el café o dejar cruda la masa; y es que a la tristeza le gusta el sabor amargo. Cuando te sientas triste niña, trénzate el cabello; atrapa el dolor en la madeja y déjalo escapar cuando el viento del norte pegue con fuerza.
Nuestro cabello es una red capaz de atraparlo todo, es fuerte como las raíces del ahuehuete y suave como la espuma del atole.


Paola Klug

Fuente: Gea Tierra.


Indígenas de todo Brasil han conseguido una victoria histórica a escala nacional al evitar que el Congreso les arrebate el control del futuro de su tierra.


Un proyecto de reforma de la Constitución y para otorgar al Congreso poder en la demarcación de los territorios indígenas ha sido descartado tras meses de sonoras protestas protagonizadas por miles de indígenas en representación de decenas de pueblos.
Recientemente, decenas de indígenas viajaron a Brasilia y entraron al edificio del Congreso para hacer oír sus voces. Cinco de ellos fueron arrestados durante la protesta y puestos en libertad más tarde.
De haber sido aprobada, la enmienda constitucional propuesta, conocida como “PEC 215”, habría causado futuras dilaciones y obstáculos para el reconocimiento y la protección de las tierras ancestrales de los pueblos indígenas de las cuales dependen para su supervivencia.

La lideresa indígena Sonia Guajajara declaró en su trayecto de vuelta a su hogar en la Amazonia tras semanas de presión ejercida en Brasilia: “Regreso con mi corazón purificado, un alma ligera y un cuerpo colmado de coraje para hacer todo de nuevo si es preciso en la lucha por la defensa de nuestros derechos y de nuestros pueblos”.
La Asociación de Pueblos Indígenas de Brasil (APIB) envió una carta abierta para marcar este acontecimiento memorable, declarando: “Los pueblos indígenas demostramos que, incluso sacrificando la propia vida, jamás admitiremos (…) la recolonización, usurpación y expoliación de territorios.”

Indígenas de todo Brasil consiguieron una victoria histórica por sus tierras y su futuro.
© Agência Brasil
Junto a varias propuestas, la PEC 215 ha sido el resultado de la presión del poderoso lobby del grupo agro-ruralista que incluye a muchos políticos que poseen haciendas en territorios indígenas.
Amenazaba con generar situaciones desastrosas para pueblos como el de los guaraníes, que han sido expulsados de la mayor parte de su tierras y afrontan condiciones de vida deplorables, así como una de las tasas de suicidios más elevadas del mundo, mientras esperan que el Gobierno cumpla con su deber legal de demarcar su tierra; también habría sido devastador para las numerosas tribus no contactadas de Brasil, las sociedades más vulnerables del país.

Survival ha estado ejerciendo presión contra la PEC 215 y otros proyectos de ley peligrosos. Nixiwaka Yawanawá, un indígena amazónico de Brasil, encabezó las protestas internacionales de los simpatizantes de Survival y declaró: “Estamos aquí para apoyar a nuestros hermanos y hermanas indígenas en Brasil quienes afrontan el peor ataque a sus derechos en décadas”.
Los indígenas brasileños continúan combatiendo la invasión de sus tierras por parte de madereros, mineros, terratenientes ganaderos y otros, y en contra de una serie de megapresas en la Amazonia que amenazan con destruir los medios de subsistencia de miles de indígenas y con aniquilar a algunas tribus aisladas.

Fuentes: Survival Internacional

                 Agência Brasil

domingo, 28 de diciembre de 2014

Imagina – Jhon Lennon


Imagina que no hay paraíso, 
Es fácil si lo intentas, 
Ningún infierno debajo de nosotros, 
Arriba de nosotros, solamente cielo, 
Imagina a toda la gente 
Viviendo al día... 

Imagina que no hay países, 
No es difícil hacerlo, 
Nada por lo que matar o morir, 
Ni religiones tampoco, 
Imagina a toda la gente 
Viviendo la pida en paz 

Imagina que no hay posesiones, 
Me pregunto si puedes, 
Ninguna necesidad de codicia o hambre, 
Una hermandad del hombre, 
Imagina a toda la gente 
Compartiendo todo el mundo... 

Tu puedes decir que soy un soñador, 
Pero no soy el único, 
Espero que algún día te nos unas, 
Y el mundo vivirá como uno solo.



La Botica de la Abuela Paulina – Libro de Etnobotánica Mbya Guarani
Un material de valor cultural indígena fue presentado hace poco en nuestra ciudad. El libro “La Botica de la Abuela Paulina” condensa parte de la sabiduría mbya guarani. La shamana mbya nos lega generosamente sus profundos y ancestrales conocimientos medicinales.
Este libro de etnobotánica mbya guarani es un aporte que busca tener la receptividad que merece. Roberto y Patricia Ayala, artistas e investigadores, hablan sobre el primer material de una tríada que nos acercará información sobre la cultura mbya guarani.
La Botica de la Abuela Paulina tiene paralelamente su versión en lengua mbya, la cual fue destinada al Centro de Réplica de Buenas Prácticas Indígenas (Caazapá) y a las escuelas indígenas.
El libro contiene principalmente recetas medicinales para el bienestar de la mujer, ya que la especialidad de la líder espiritual es la obstetricia, habiendo ayudado a lo largo de su vida en innumerables partos. Nadie sabe cuántos años tiene la abuela, tampoco importa, los abuelos indígenas son atemporales. Paulina, su nombre para los no indígenas, es Kerechu para su pueblo; ella es la propietaria intelectual de estos conocimientos confiados a los Ayala. Patricia y Roberto llevan adelante la Fundación Madre Tierra, una ONG con más de 20 años de labor al lado de los pueblos indígenas. Los escultores e investigadores, que residen en Asunción, trabajan actualmente en la zona de Caazapá, específicamente en el distrito de Abai.
En el presente material también trabajaron en la compilación de datos, la Dra. Susana Cingiale y el antropólogo Urbano Palacio. El libro de botánica ancestral fue financiado por Intercontinental Editora. Se presentó en mayo en el Salón Internacional del Libro de Torino 2013 (Italia) y en agosto pasado en la Libroferia Asunción; se encuentra disponible en todas las grandes librerías de nuestra capital.
Una mujer de su pueblo
Cuando era adolescente un tío marcó profundamente a Kerechu diciéndole que “trate de llevar una vida diferente a la de los jóvenes de su edad; de respetar los valores de su pueblo y de no entregarse a los vicios, a los placeres mundanos”. Paulina era así llamada a ser líder espiritual, sanadora, curandera, la jaryi, la anciana partera que extendería hasta otras comunidades su servicio solidario. “No da turnos, solo atiende a los indígenas que llegan y también a muchos blancos. Si el caso es grave, ella va hasta el lugar donde está la persona que necesita atención. Los mbya tienen un templo, el ‘Opy’, donde los juruá (blancos) no entran. Ellos buscan ‘la Tierra sin mal’, que no es otra cosa que la armonía interior, estar bien con uno mismo, con los demás y con el entorno”, dice Patricia, resaltando a continuación que Paraguay en los últimos 40 años perdió el 90% de los bosques vírgenes de la Región Oriental por la deforestación. El monte, la casa-mundo de los indígenas se reduce alarmantemente.
-¿Cómo lograron que la abuela Paulina les confíe sus conocimientos?
-R.A: Hace 14 años que la conocemos, pero ella no se presentó enseguida, los líderes nunca lo hacen con las personas que no son de su comunidad. Tampoco nosotros preguntábamos nada, sino que íbamos recibiendo lo que ella quería contarnos. Así fue que pasados varios años, un día se acercó y nos pidió que hiciéramos el libro (ella no habla castellano), diciéndonos que “ya era tiempo”.

-¿Por qué estaba interesada?
-P.A: Porque no quiere que se pierdan los conocimientos medicinales. Y sobre todo está preocupada por las enfermedades que llegan a la tribu desde afuera. Buscan maneras de curar o aliviar enfermedades para las cuales no tienen defensas en su ADN, porque no eran propias de ellos.

-¿Enfermedades sexuales?
-P.A: Sí, principalmente las venéreas, traídas por las jóvenes que se relacionan con hombres blancos. También las de las costumbres foráneas y la mala alimentación. La abuela, como otros líderes, es consciente de estos males, de la presión antrópica que sufren además del desplazamiento territorial y la terrible discriminación social.

-¿Sus curaciones son a base de té?
-P.A: Utiliza las plantas de diversas formas, a veces se toman, otras se aplican, y acompaña poniendo las manos, también hace oraciones, cánticos y danzas. A mí me curó una picadura de araña que no se curaba con nada, me puso unas hierbas machacadas y al día siguiente empezó a cicatrizar; y la he visto curar, en 5 minutos dolores de cabeza de mis compañeros.

-¿Qué dijo Paulina del resultado del libro?
-R.A: Este no lo vio, pero confía en que tradujimos tal como ella quiso. El que sí vio fue el escrito en lengua mbya, que está en el Centro de Réplica de Buenas Prácticas Indígenas.

-¿Qué esperan que provoque en los “juruá” este material?
- P.A: La intención es revalorizar las raíces culturales indígenas, que el pueblo paraguayo, mestizo por excelencia, se reconozca y les dé a los conocimientos tradicionales el valor que se merecen.
-En la ciudad tenemos, ojalá sea por mucho tiempo, a las vendedoras de yuyos.
-Sí, es una sabiduría heredada de los pueblos indígenas. Nosotros consideramos a la mujer como guardiana del saber.
-¿Qué opina la shamana de la medicina química?
-Creemos que su percepción no llega demasiado lejos respecto a lo que en nuestra cultura se denomina científico. Más bien sus conocimientos se basan en el aumento de los pacientes no indígenas que van a verla porque los medicamentos de los doctores no les dieron resultado. Su postura es el día a día, la experiencia que le cuenta la gente.
Por su parte, la Dra. Susana Cingiale avala: “A través del ejercicio de la profesión comprobé el difundido uso que los pacientes hacen de los remedios naturales, sobre todo para tratar el primer paso de sus enfermedades. Luego, en la práctica cotidiana, también pude comprobar la eficacia de dichos tratamientos cuando hacían uso adecuado de los mismos. Quisiera agregar que la OMS apoya estos tratamientos y recomienda incorporarlos a los sistemas de salud donde la medicina popular tradicional demostró su validez para preservar y tratar la salud”.

Los autores Urbano Palacio, Patricia Ayala, Susana Cingiale y Roberto Ayala Hornung compilaron la sabiduría de Paulina,

Tesoro verde
La Botica de la Abuela Paulina es una pequeña muestra de la medicina indígena mbya guarani; para Roberto puede ser leído de acuerdo a una necesidad, cuando tenemos algún malestar; para Patricia es material de interés para todas las personas curiosas o interesadas en la etnobotánica. Luego de la introducción y una breve historia de Paulina, comienzan las recetas con plantas para el cuidado de las mujeres (para antes y después del parto); siguen plantas para anular el veneno de picaduras de serpientes, arañas e insectos, plantas para la higiene. Además contiene recetas para los problemas estomacales, riñón, vesícula y vías urinarias. Plantas para las hemorragias internas y los golpes. Plantas para tratar problemas respiratorios, para combatir la fiebre y la tuberculosis, para aliviar y combatir el dolor de cabeza. Las especies son todas conocidas, salvo algunas que quizás solo crecen en ciertas zonas de Caazapá. Contiene una lista de plantas de uso común, nativas, exóticas o introducidas, pues Paulina es una incansable investigadora y observadora de las necesidades de la salud. Finalizando la entrevista, Roberto apunta un dato interesante: “Los indígenas no mezclan la yerba del mate o tereré con yuyos, solo utilizan las hierbas cuando el cuerpo las necesita”.
Fuentes: ABC Color (Asunción)
                Fundación Madre Tierra



sábado, 27 de diciembre de 2014

NAZCA


Mas de 18 tipos de aves se encuentran representadas entre las figuras de Nasca. Aquí algunas…



Asociación Maria Reiche

El lenguaje de los abrazos


Soy de ningún lugar,
soy de todos los lugares,
pasajera del camino,
nómada errante del destino.

Mi hogar está en un rayo de sol,
la luna arropa mi cuerpo,
la poesía abriga mi alma,
los árboles regalan su silencio
al murmullo de penumbras,
prestando su sombra iluminada
a pasos que, a veces, suenan lentos.

Durmiendo bajo las estrellas,
despierto acariciada por el alba,
el rocío lava mi mirada,
y la tierra, compañera,
me susurra la infinita existencia.

Sabe que de ella venimos,
sabe que a ella nos vamos,
sonríe mientras hablan los minutos,
y sobrevuela los silencios pasados
regando el alma con la lluvia
para verla reflejada en los charcos,
sembrando semillas de versos
desde el lenguaje de los abrazos.

Ada Luz Márquez (Hermana Águila)

Arte: Ryan Burr.

La leyenda de la hoja sagrada (Coca) – Leyenda Aymará


Cuenta la leyenda que los abuelos y abuelas estaban reunidos en un lejano pueblo, en el Manqhapacha (mundo interior), para decidir qué podrían darles a sus hijos para ayudarlos, fortalecerlos, y que les permita comunicarse con los ancestros.
Entonces deciden enviar a una abuela de gran sabiduría llamada Inalmama, la abuela convertida en semilla debía ser llevada al Akapacha (dimensión de los seres humanos), para eso eligen a varios jóvenes, quienes en forma de tigres, jaguares, llamas, pumas, cóndores y serpientes emprenden el viaje.

Para iniciar su labor, los sembradores jóvenes debían esperar la señal del padre Sol, y un día llegó la señal, los rayos solares alumbraron con mayor fuerza la cima de una montaña, denominada en aymara Coripata (montaña de oro), allí se realizó la ceremonia de inicio para la primera siembra de la hoja sagrada.

Cuando brotó esta planta sagrada, el padre Sol les habló a los del lugar y les dijo:
“Ésta es la hoja sagrada que les dará la fuerza y la inspiración de los ancestros, en estas hojas está depositada la energía de la Pachamama, el ímpetu de Pachakama (padre cosmos), la sabiduría del Wayra Tata (abuelo viento), el fuego sagrado de Ninatata, la fluidez de la Kotamama (madre agua) y la fuerza de inicio del tata Illapa (abuelo rayo); esta hoja es medicina y alimento y les señalará el camino y les abrirá todas las sendas posibles e imposibles; compartan la hoja sagrada entre ustedes, antes de hablar entren en el silencio profundo que permita la reflexión y la decisión desde el corazón”.

Para muchos pueblos originarios, tanto dentro como fuera de Bolivia, la coca no solamente es una planta, es una madre, una abuela sagrada, que nos acompaña en todas nuestras actividades en la comunidad y en las ceremonias, es nuestra guía para nuestro caminar.

Además de ser un poderoso alimento, es también una hoja curativa para muchas afecciones, incluso aquellas tan graves como la diabetes. Pero más allá de sus propiedades físicas ampliamente estudiadas y comprobadas, la hoja de coca para nosotros es un espíritu unificador.

Cuando akhullicamos (introducimos coca en la boca) no sólo masticamos la coca, sino que empezamos un diálogo con ella a través de ese lenguaje sagrado interno que nos permite percibir y conectarnos directamente con el espíritu de la hoja de coca (Inalmama).





Tenemos mucho respeto por ella porque es el vínculo de toda comunicación entre el ser humano y otras formas de existencia. Ella nos permite comprender el lenguaje de la Pacha (la vida).

La mujer lleva la coca en su tari (tejido para guardar coca), y el varón en su ch’uspa. La coca acompaña muchas actividades de la vida cotidiana, como el hilado, la siembra y la cosecha, actividades que requieren de mucho respeto y cariño, por lo que no se puede dejar de akhullicar para pedir el permiso y la ayuda necesarios. Pero no sólo akhullican las personas, se hace akhullicar primero a la Pachamama antes de realizar cualquier actividad.

Cuando nos reunimos para resolver algún problema de la comunidad, todos se sientan en círculo y al medio tiene que estar el tari con la coquita. Antes de comenzar el diálogo se pide permiso al espíritu de la Inalmama para que nos permita conversar y comprendernos, hablar con sinceridad, con la asistencia de los abuelos y abuelas y de todas las fuerzas.

Al akhullicar entramos en un silencio profundo que nos permite la reflexión; la Coca Mama o Madre Coca nos permite tener la armonía y equilibrio en cada acto, tener decisiones certeras y claridad en nuestro camino.


Y cuando no sabemos qué decisión tomar o qué camino seguir, en el tari sagrado echamos las hojas de coca al viento para que nos señale el camino a recorrer y tomar la decisión que corresponda según el diseño del tiempo.

Porque los pueblos ancestrales no nos guiamos únicamente por la razón, además del corazón, sabemos que podemos preguntarle a la vida a través de las hojas de coca. Por ello es tan importante la Inalmama en las vidas de hombres y mujeres andinos, vallunos, del chaco e incluso de la amazonia.

Nosotros no caminamos solos, la hoja sagrada nos acompaña permanentemente, más aún ella acompañó a nuestros abuelos desde el inicio de los tiempos y seguirá acompañando a nuestros hijos y a nuestros nietos, porque ella es vida, ella es nuestra fuerza.

Fernando Huanacuni Mamani, es aymara, miembro de la Comunidad Sariri.


Fuente: Comunidad Sariri

El origen de los geoglifos del desierto de Atacama.

El arqueólogo Gonzalo Pimentel asegura que es «un tipo de arte rupestre vinculado a las antiguas rutas caravaneras que los viajeros dejaban como impronta de su paso y su identidad».

En las laderas del desierto de Atacama, en el norte de Chile, se halla uno de los grandes misterios de la humanidad: gigantescas figuras grabadas en el suelo representan formas abstractas e inquietantes siluetas humanas que encierran las claves de un mundo aún por desvelar.

Indescifrables códigos extraterrestres y épicos viajes fenicios son algunas de las múltiples conjeturas que se han hecho en torno a más de 500 figuras del norte de Chile, unos mitos que pueden ser derribados por el arqueólogo chileno Gonzalo Pimentel, quien lleva años estudiando esas inquietantes formaciones.

Lejos de las explicaciones marcianas, el origen de esas grandes proezas» se encuentra «mucho más relacionado con la naturaleza del hombre que lo que muchos otros quieren creer», dijo el experto en geoglifosy movilidad andina precolombina. Se trata, según Pimentel, «de un tipo de arte rupestre vinculado a las antiguas rutas caravaneras que los viajeros dejaban como impronta de su paso y su identidad».

Las figuras, realizadas principalmente en el primer milenio de nuestra era, miden entre 10 y 300 metros y se encuentran en medio millar de puntos entre las ciudades de Antofagasta y Arica, en pleno desierto de Atacama. Las creaciones se obtenían «dibujando sobre el suelo, ya sea sacando las piedras superficiales oscuras para dejar a la vista la arena más clara o amontonándolas con el objetivo de generar un contraste que permite distinguir la figura del fondo», explicó el experto.

Ellos son el testimonio de la odisea que debió vivir el hombre en esos áridos parajes y del comportamiento de los grupos especializados de las sociedades andinas, vinculados al tráfico regional e internacional. Más allá de las improntas identitarias, «es posible que las figuras respondan también a sistemas de marcas o señaléticas alusivas a las rutas y desplazamientos», pues su ubicación se encuentra siempre lejos de cualquier antigua localidad.

Nada que ver, pues, con creaciones marcianas o de la Civilización Fenicia -quienes según algunos reportajes habrían dejado Oriente Medio para asentarse en el desierto de Atacama hace más de 3.000 años-, el origen de los geoglifos estaría relacionado con la misma motivación que empuja a «los jóvenes de hoy día a hacer grafitis en las paredes».

El imaginario colectivo de los andinos
«Las figuras -apuntó el experto- son obra y gracia del Mundo Andino Precolombino, de los ancestros locales que, en su afán de domesticar el desierto, de dotarlo de contenido y cultura, nos pintaron las laderas de los cerros con enormes figuras como si quisieran competir con el infinito desierto». Rombos escalados, cruces andinas y figuras humanas ataviadas con túnicas y herramientas representan la visión del mundo, cosmovisión, cosmogonía e imaginarios colectivos de varios miles de años y decenas de generaciones de andinos.


«Fue hecho por el mundo andino para el mundo andino», remarcó Pimentel, quien subrayó la gran relevancia de estas figuras para el conocimiento de las culturas prehispánicas. Pues, según el experto, a través de los dibujos se «representa la diversidad social y cultural de grupos humanos como los atacameños, tarapaqueños, aimaras y algunos grupos quechuas».

No obstante, el arqueólogo descartó que otras de las figuras geométricas encontradas en la planicie alta de Lasana, a 40 kilómetros al noreste de la ciudad de Calama, fueran realmente geoglifos. Pimentel, que estudió concretamente estas figuras en 2008 para National Geographic, determinó que «la mayor parte de ellas fueron realizadas a mediados del siglo XX, al sacar áridos de forma artesanal mientras se construían caminos mineros y tuberías».

«En términos formales -señaló- se podría decir que están realizados con la misma técnica que los geoglifos pero en realidad, aquí no hay intención de transmitir nada». En la zona de Lasana abundan, pues, las figuras resultantes de la actividad productiva; sin embargo, según el experto sí se han encontrado otras figuras de grandes dimensiones que se pueden asociar a los geoglifos.

El caso más paradigmático corresponde a una compleja figura abstracta de trazado ortogonal, de 300 metros de largo por ochenta de ancho, construida entre el año 900 y 1550 de nuestra era, que es observable por completo desde el aire.

Estos estudios derriban los incontables mitos que rodean las enigmáticas líneas que parecen esfumarse en el horizonte; aun así, existe un misterio que siempre quedará en el aire: cuando fueron creadas, el hombre aún no había podido alzar el vuelo, así pues, ¿para quién fueron trazados los dibujos?

Como ya ocurriera con las legendarias líneas de Nazca, en el sur de Perú, bajo la arena del inconmensurable desierto chileno las claves de este mundo arcaico permanecen encerradas como improntas de una civilización aún por desvelar.


Fuente: ABC.es Cultura. 27 de Diciembre de 2.014

viernes, 26 de diciembre de 2014

El Don.


Ciclos que Terminan y Renacen,
yo aqu
í, con los pies en la Tierra,
y mi mano sobre mi corazón,
quiero pedir esta vez un solo deseo:
"Que cada cual pueda hallar su Don"
Porque cuando vivimos acorde a aquello
para lo cual hemos venido,
inevitablemente nos volvemos PAZ,
sabemos DAR Y DARNOS AMOR,
que se transforma en FELICIDAD, Y luego SALUD.
Al hallar nuestro DON,
vibramos y resonamos perfectamente afinados
y al un
ísono en sincronía con el Universo.
Por eso y de corazón, a todos les deseo:
"Sabiduría para hallar su Don,
y Valor para poder ejercerlo como Camino"


Reyna del Sur Oliveyra





Ñaupa, con los dioses adentro – Eduardo Galeano

En la cordillera de los Andes, los conquistadores españoles habían expulsado a los dioses indígenas.
Extirpada fue la idolatría.
Pero allá por el año 1560 el 18 de Marzo, los dioses regresaron.
Viajaron con sus grandes alas, venidos no se sabe de dónde, y se metieron en los cuerpos de sus hijos, desde Ayacucho hasta Oruro, y en esos cuerpos bailaron. Las danzas, que bailaban la rebelión, fueron castigadas con el azote o la horca, pero no hubo manera de pararlas. Y siguieron anunciando el fin de la humillación.
En lengua quechua, la palabra ñaupa significa fue, pero también significa será.


Eduardo Galeano – 18 de Marzo – La Marcha de los Dias

Fotografia > Renato Soares

La Leyenda de los dos volcanes: Popocatépetl e Iztaccíhuatl – Leyenda Azteca


Hace tiempo, cuando los aztecas dominaban el Valle de México, los otros pueblos debían obedecerlos y rendirles tributo, pese a su descontento. Un día, cansado de la opresión, el cacique de Tlaxcala decidió pelear por la libertad de su pueblo y empezó una terrible guerra entre aztecas y tlaxcaltecas. 

La bella princesa Iztaccíhuatl, hija del cacique de Tlaxcala, se había enamorado del joven Popocatépetl, uno de los principales guerreros de este pueblo. Ambos se profesaban un amor inmenso, por lo que antes de ir a la guerra, el joven pidió al padre de la princesa la mano de ella si regresaba victorioso. El cacique de Tlaxcala aceptó el trato, prometiendo recibirlo con el festín del triunfo y el lecho de su amor. El valiente guerrero se preparó con hombres y armas, partiendo a la guerra después de escuchar la promesa de que la princesa lo esperaría para casarse con él a su regreso. Al poco tiempo, un rival de Popocatépetl inventó que éste había muerto en combate. Al enterarse, la princesa Iztaccíhuatl lloró amargamente la muerte de su amado y luego murió de tristeza. 

Popocatépetl venció en todos los combates y regresó triunfante a su pueblo, pero al llegar, recibió la terrible noticia de que la hija del cacique había muerto. De nada le servían la riqueza y poderío ganados si no tenía su amor. 

Arte> Walter Gomez
Entonces, para honrarla y a fin de que permaneciera en la memoria de los pueblos, Popocatépetl mandó que 20,000 esclavos construyeran una gran tumba ante el Sol, amontonando diez cerros para formar una gigantesca montaña. 

Desconsolado, tomó el cadáver de su princesa y lo cargó hasta depositarlo recostado en su cima, que tomó la forma de una mujer dormida. El joven le dio un beso póstumo, tomó una antorcha humeante y se arrodilló en otra montaña frente a su amada, velando su sueño eterno. La nieve cubrió sus cuerpos y los dos se convirtieron, lenta e irremediablemente, en volcanes.

Desde entonces permanecen juntos y silenciosos Iztaccíhuatl y Popocatépetl, quien a veces se acuerda del amor y de su amada; entonces su corazón, que guarda el fuego de la pasión eterna, tiembla y su antorcha echa un humo tristísimo… 

Durante muchos años y hasta poco antes de la Conquista, las doncellas muertas por amores desdichados eran sepultadas en las faldas del Iztaccíhuatl. 

En cuanto al cobarde tlaxcalteca que por celos mintió a Iztaccíhuatl sobre la muerte de Popocatépetl, desencadenando esta tragedia, fue a morir desorientado muy cerca de su tierra, también se convirtió en una montaña, el Pico de Orizaba y se cubrió de nieve. Le pusieron por nombre Citlaltépetl, o “Cerro de la estrella” y desde allá lejos vigila el sueño eterno de los dos amantes a quienes nunca, jamás podrá separar.
Fuente> cuentosmagicos.blogspot.com


No estás deprimido, estás distraído – Facundo Cabral


No estás deprimido, estás distraído, distraído de la vida que te puebla. Distraído de la vida que te rodea: delfines, bosques, mares, montañas, ríos. No caigas en lo que cayó tu hermano, que sufre por un ser humano cuando en el mundo hay 5,600 millones.

Además no es tan malo vivir solo. Yo la paso bien, decidiendo a cada instante lo que quiero hacer, y gracias a la soledad me conozco, algo fundamental para vivir.

No caigas en lo que cayó tu padre, que se siente viejo porque tiene 70 años, olvidando que Moisés dirigía el éxodo a los 80 y Rubinstein interpretaba como nadie Chopin a los 90. Sólo por citar dos casos conocidos.

No estás deprimido, estás distraído, por eso crees que perdiste algo, lo que es imposible, porque todo te fue dado. No hiciste ni un solo pelo de tu cabeza por lo tanto no puedes ser dueño de nada. Además, la vida no te quita cosas, te libera de cosas. Te aliviana para que vueles más alto, para que alcances la plenitud. De la cuna a la tumba es una escuela, por eso lo que llamas problemas son lecciones.


No perdiste a nadie, el que murió simplemente, se nos adelantó, porque para allá vamos todos. Además lo mejor de él, el amor, sigue en tu corazón. ¿Quién podría decir que Jesús está muerto? No hay muerte: hay mudanza. Y del otro lado te espera gente maravillosa: Gandhi, Michelangelo, Whitman, San Agustín, la Madre Teresa, tu abuela y mi madre, que creía que la pobreza está más cerca del amor, porque el dinero nos distrae con demasiadas cosas, y nos aleja por que nos hace desconfiados.

Haz sólo lo que amas y serás feliz, y el que hace lo que ama, está benditamente condenado al éxito, que llegará cuando deba llegar, porque lo que debe ser será, y llegará naturalmente. No hagas nada por obligación ni por compromiso, sino por amor. Entonces habrá plenitud, y en esa plenitud todo es posible. Y sin esfuerzo porque te mueve la fuerza natural de la vida, la que me levantó cuando se cayó el avión con mi mujer y mi hija; la que me mantuvo vivo cuando los médicos me diagnosticaban 3 ó 4 meses de vida.

Dios te puso un ser humano a cargo, y eres tú mismo. A ti debes hacerte libre y feliz, después podrás compartir la vida verdadera con los demás.
Recuerda a Jesús: “Amarás al prójimo como a ti mismo”. Reconcíliate contigo, ponte frente al espejo y piensa que esa criatura que estás viendo es obra de Dios; y decide ahora mismo ser feliz porque la felicidad es una adquisición.

Además, la felicidad no es un derecho sino un deber, porque si no eres feliz, estás amargando a todos los que te aman. Un solo hombre que no tuvo ni talento ni valor para vivir, mandó a matar seis millones de hermanos judíos.

Hay tantas cosas para gozar y nuestro paso por la tierra es tan corto, que sufrir es una pérdida de tiempo. Tenemos para gozar la nieve del invierno y las flores de la primavera, el chocolate de la Perugia, la baguette francesa, los tacos mexicanos, el vino chileno, los mares y los ríos, el fútbol de los brasileños, Las Mil y Una Noches, la Divina Comedia, el Quijote, el Pedro Páramo, los boleros de Manzanero y las poesías de Whitman, Mahler, Mozart, Chopin, Bethoven, Caravaggio, Rembrant, Velásquez, Picasso y Tamayo entre tantas maravillas.

Y si tienes cáncer o sida, pueden pasar dos cosas y las dos son buenas; si te gana, te libera del cuerpo que es tan molesto: tengo hambre, tengo frío, tengo sueño, tengo ganas, tengo razón, tengo dudas… Y si le ganas, serás humilde, más agradecido, por lo tanto fácilmente feliz. Libre del tremendo peso de la culpa, la responsabilidad, y la vanidad, dispuesto a vivir cada instante profundamente, como debe ser.

No estás deprimido, estás desocupado. Ayuda al niño que te necesita, ese niño será socio de tu hijo. Ayuda a los viejos, y los jóvenes te ayudarán cuando lo seas. Además, el servicio es una felicidad segura, como gozar de la naturaleza y cuidarla para el que vendrá. Da sin medida y te darán sin medida.

Ama hasta convertirte en lo amado, más aún hasta convertirte en el mismísimo amor. Y que no te confundan unos pocos homicidas y suicidas, el bien es mayoría pero no se nota porque es silencioso, una bomba hace más ruido que una caricia, pero por cada bomba hay millones de caricias que alimentan la vida.

Facundo Cabral